Incendio en un conventillo de La Boca: vivían más de 15 familias a las que el gobierno porteño quería desalojar

Ocurrió en las primeras horas de la madrugada de este jueves 9 de enero. Un conventillo de La Boca, ubicado en la calle Irala 46, fue tomado por las llamas. Algunos de los habitantes de la vivienda, en declaraciones televisivas, remarcaron que fue intencional, en medio de una discusión familiar. Más allá de este posible conflicto humano hay uno político. Las más de 15 familias que habitaban el lugar vivían hacinadas y el propio gobierno porteño impulsaba el juicio para desalojarlas.

De acuerdo a las primeras versiones, el problema comenzó cuando un joven de 20 años discutió con su madre, otros parientes y decidió prender fuego su colchón. “Estoy pidiendo que me ayuden a que entre a un centro de rehabilitación y que pague lo que tenga que pagar porque no sólo me echó a perder mi casa completa sino que también destruyó la de los vecinos, donde viven muchos chicos», manifestó Fabiana, la madre del joven, en declaraciones al canal de noticias C5N.

El fuego se extendió rapidamente entre las viviendas y las más de 15 familias que vivían allí debieron ser desalojadas; en el conventillo también funcionaba el merendero «Los Angelitos», de la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento Evita.

La legisladora porteña del Frente de Todos Laura Velasco estuvo presente en el lugar y advirtió sobre las responsabilidades del Gobierno de la Ciudad en la situación en que vivían los habitantes del conventillo. «Son al menos 15 familias que quedaron en la calle y ya sufrían un juicio de desalojo. El juicio lo impulsaba el Instituto de Vivienda de la Ciudad, que debería trabajar para reducir el número de personas en situación de calle y no para aumentarlo aumentarlo», declaró Velasco. Y luego agregó: «Se necesitan donaciones de ropa, alimentos y muebles. El Gobierno porteño aún no trajo los gacebos que debería».