Ejemplo para Buenos Aires: en Kansas City el transporte público es totalmente gratuito

Uno de los argumentos más utilizados en los últimos cuatro años para aumentar las tarifas de diversos servicios públicos, entre ellos el transporte, fue que “las cosas cuestan y alguien finalmente las paga”. El incremento del transporte público durante los cuatro años de la presidencia de Mauricio Macri rondó el 700 por ciento. Y el Subte, que había tenido ya varios aumentos desde que era administrado por la Ciudad, trepó un 200% en los últimos cuatro años.

Hay una ciudad de Estados Unidos que podría ser tomada como “ejemplo” por las autoridades porteñas. Es Kansas City, del estado de Misuri, en Medio Oeste nortemamericano. En esta ciudad, a partir del primer día hábil de este año, todo el transporte público es gratis.

A fines del 2019, el Concejo Municipal había votado por unanimidad la iniciativa presentada por el alcalde local, Quinton Lucas, para hacer gratuito el sistema público de buses, que se incorporarían al tranvía, que ya funcionaba con esa modalidad. Kansas es la ciudad más grande de los EE.UU. (tiene un área metropolitana de dos millones de habitantes) en implementar una medida de estas características.

La gratuidad del transporte público es uno discutido en la actualidad a nivel mundial. Tallinn, la capital de Estonia, fue una de las primeras ciudades grandes en experimentar con esta medida, que el año pasado fue extendida a todo el territorio de ese país. Y Luxemburgo hará lo propio a partir del próximo 1 de marzo. Iniciativas similares se debaten en París y en grandes ciudades de Alemania.