Trabajadores de la salud denuncian “un negocio” detrás de la unificación de los centros psiquiátricos

Una nueva asamblea de trabajadores de la salud se llevó a cabo hoy en la intersección de Brandsen y Carrillo, en rechazo a la “fusión de los hospitales en pos de un negocio inmobiliario y el vaciamiento sanitario”, en referencia a los rumores sobre un plan del gobierno porteño para unificar cinco hospitales (Borda, Moyano, Tobar García, Udaondo y Ferrer) en un solo establecimiento.

Ante la falta de respuesta oficial del gobierno porteño, los trabajadores decidieron mantener el “estado de alerta y movilización permanente” y la realización de una nueva asamblea en las puertas del ministerio de Salud de la Ciudad el 30 de enero.

Del encuentro convocado por la Asociación Gremial Interdisciplinaria del Hospital Moyano (AGIHM), participaron trabajadores de los cinco hospitales y representantes de enfermería y psicología. En un comunicado conjunto ponderaron el “clima de unión ante la crítica situación que atraviesa la salud mental por la embestida del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta”.

Los trabajadores comenzaron a movilizarse luego de que a fines del año pasado, las autoridades del Moyano comentaran en off que habían mantenido reuniones con los flamantes funcionarios de la renovada cartera de Salud donde les habían expresado esta idea de unificación. El proyecto estaría basado en el cumplimiento de la Ley de Salud Mental que, entre otras cuestiones, apuesta a la desmanicomialización y al cierre de los neuropsiquiátricos.

Si bien el plan fue desmentido por el gobierno, desde la cartera sanitaria que comanda Fernán Quirós dejaron trascender que están trabajando un nuevo proyecto para evaluar el futuro de los neuropsiquiátricos. Mientras tanto, en la Legislatura porteña tramita un pedido de informes para aclarar el panorama que preocupa a los hospitales de salud mental de la Ciudad.