Un 41 por ciento de los inquilinos porteños no pueden renovar el contrato de alquiler

Aumentos que rondan el 50 por ciento anual. Este es el horizonte que enfrentan los inquilinos de la ciudad de Buenos Aires cuando tienen que sentarse a renovar el contrato de alquiler. Por eso, 4 de cada 10, no pueden firmar el acuerdo por un nuevo período.

Los datos surgen de un relevamiento realizado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, publicado este jueves 30 de enero. La información fue recabada con los casos que se presentan en el Programa de Atención a Inquilinos que brinda el organismo.

El informe remarca que los contratos se renovaron con un «40% de aumento por encima del valor anterior y ajustes semestrales del 15%». «Es decir que el mercado inmobiliario está previendo una espiral inflacionaria de más de 50 puntos».

El trabajo señala que, durante el mes de enero, entre consultas y entrevistas presenciales, la Defensoría recibió cerca de 300 casos de inquilinos. «Un 41 por ciento son reclamos de inquilinos que finalizan un contrato y no tienen dónde ir o no pueden renovar porque les piden un 50% de aumento o están adeudando más de tres meses de alquiler o expensas o quieren rescindir por incapacidad de seguir pagando el ajuste del contrato».

El último informe de la Asociación Civil Inquilinos Agrupados sostuvo que, en promedio, las familias dedican casi el 42 por ciento de sus ingresos para pagar el alquiler

El informe de la Defensoría destaca además que «otro 26% de los vecinos y vecinas se acercaron porque no les devuelven el depósito al finalizar el contrato». Además hay un 14% que «tuvo problemas con los servicios públicos, en especial los cortes de gas, cortes en luz de obra en edificios nuevos o cobro indebido del impuesto inmobiliario».

El organismo público sostiene que «el perfil de la demanda muestra el lado crítico del que no tiene otro acceso a la vivienda que a través de un alquiler y en las condiciones que impone libremente el mercado inmobiliario».

Según los datos del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), un 35% de los porteños alquila la vivienda en la vive.