Coronavirus: algunas aclaraciones de la OMS

La Organización Mundial de la Salud informó que el nuevo coronavirus no puede transmitirse a través de picaduras de mosquitos, y que se trata de un virus respiratorio que se propaga principalmente por contacto con una persona infectada a través de las gotículas respiratorias que se generan cuando esta persona tose o estornuda, por ejemplo, o a través de gotículas de saliva o secreciones de la nariz.

Hasta la fecha no hay información ni pruebas que indiquen que el 2019-nCoV pueda transmitirse por medio de mosquitos. Para protegerse, la OMS recomienda evitar el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos, y practicar una buena higiene de las manos y de las vías respiratorias.

La OMS además señaló que el riesgo de infectarse con el nuevo coronavirus (2019-nCoV) por el contacto con objetos, como monedas, billetes o tarjetas de crédito, es muy bajo porque la información preliminar indica que el virus puede sobrevivir en una superficie durante unas horas o un poco más.

El organismo internacional indicó además que el nuevo coronavirus (2019-nCoV) no puede propagarse a grandes distancias a través del aire y que los secadores de manos no matan al virus.

Los peligros de las mascarillas, la luz ultravioleta y los rociadores

La OMS además recordó que las mascarillas, incluidas las mascarillas clínicas planas y las de filtro N95, no deben reutilizarse; cuando se ha estado en contacto próximo con una persona infectada por el nuevo coronavirus o por otra infección respiratoria, se debe considerar que la parte frontal de la mascarilla utilizada está contaminada.

El organismo sanitario además desaconsejó el uso de lamparas ultravioletas contra el virus porque la radiación ultravioleta puede causar eritemas (irritación de la piel), y también recomendó no rociar todo el cuerpo con alcohol o cloro porque no sirve para matar los virus que ya han entrado en el organismo.

Pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes.

La OMS añadió que hay varias medidas que se pueden aplicar para protegerse del nuevo coronavirus empezando por limpiarse las manos con frecuencia con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. Otras medidas de protección recomendadas por la OMS fueron publicadas en esta página.