Tres recetas caseras de alcohol en gel

Este desinfectante sirve para lavarse las manos cuando no hay cerca agua y jabón. Cuando los hay, el lavado enérgico de manos es preferible. El titular del Colegio de Farmacia y Bioquímica, Claudio Ucchini, explicó que “nada reemplaza al lavado de manos de entre 30 y 60 segundos” y que “el alcohol en gel es para la inmediatez cuando uno está en la calle” . Ucchino dijo: “Con el jabón blanco, que está al alcance de todos, es suficiente”.

Sin embargo, para llevar en la cartera o poner en las mochilas de los chicos, vale.

Opción 1
Diluir 3 partes de agua + 7 partes de alcohol etílico (que se compra en cualquier farmacia) y ponerlo en un frasco. Esta combinación es suficiente pero si quieres darle consistencia de gel y humectar tu piel mientras desinfecta, puedes añadirle 1/2 cucharada sopera de glicerina. Agitar y está listo para usar.

Opción 2
2/3 taza de alcohol etílico + 1/3 taza de gel de aloe vera + 10 gotas de aceite esencial de lavanda o eucalipto. Mezclar todo y ponerlo en un frasco.

Opción 3
4 cucharadas de gelatina sin sabor (40 ml) diluida en 150 ml de agua caliente. Cuando esté enfriando añadir 1 taza de alcohol etílico y continuar mezclando. Refrigerar hasta que se vuelva gel y usar.

Lo ideal es USAR el gel desinfectante antes de

Preparar comida.

Comer.

Alimentar a los niños.

Y después de

Preparar comida.

Tocar alimentos crudos, especialmente carnes.

Usar el baño.

Cambiar un pañal.

Toser o estornudar.

Manejar la basura o los platos sucios.

Tocar a las mascotas.

Usar el teléfono.

Tocar la cara, el cabello, cuerpo o a otras personas.

Tocar un corte o una herida.

Limpiar o tocar la ropa sucia.