Cientos de personas leyeron un poema de la gran Olga Orozco a un siglo de su nacimiento

En las redes sociales con las horas fue creciendo la polifonía y los eternos poemas de Olga Orozco dieron vuelta al mundo virtual. El 17 de marzo de 1920, en Toay, La Pampa, a diez kilómetros de Santa Rosa, nació Olga Nilda Gugliotta Orozco. Una mujer de enormes ojos verdes y voz grave, considerada una voz mayor de la poesía argentina.

La Casa Olga Orozco, ubicada en Toay, donde la poeta vivió hasta los ocho años y a la que describió “de médanos andariegos, de cardos errantes, de mendigas con collares de abalorios, de profetas viajeros y casas que desatan sus amarras y se dejan llevar, a la deriva por el viento alucinado”, fue la impulsora del homenaje y durante todo el día se desarrolló una lectura en redes para recordarla con sus textos.

El martes Google también celebró el aniversario de su nacimiento con un Doodle que es una ilustración de la autora.