El subte parará sólo en las cabeceras y estaciones de trasbordo; los shoppings abrirán con restricciones

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, junto al ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Méndez, encabezaron este miércoles 18 de marzo una conferencia de prensa en la que anunciaron un conjunto de medidas dedicadas al transporte público, a los trabajadores del sector público y privado, y a los comercios, para combatir y prevenir el coronavirus.

Respecto de los trabajadores de la Ciudad, el Jefe de Gabinete porteño anunció medidas muy similares a las del gobierno Nacional. Los mayores de 60 años, las embarazadas y las personas vulnerables por antecedentes de salud tendrán licencia. Por su parte, quienes prestan servicios en las áreas de Salud y Seguridad, “tienen que trabajar al tope de su capacidad operativa. Estas áreas esenciales tienen que estar a disposición absoluta para todo lo que se necesite en esta oportunidad”. Otros “servicios esenciales” como la recolección de basura, el alumbrado público, la higiene, el cuidado de los niños, niñas y adolescentes en los hogares, “van a poder hacer un trabajo a distancia en la medida en que esté garantizado el funcionamiento de estas tareas”.

Este martes 17 de marzo hubo fuertes protestas de los trabajadores de varios shoppings porteños, reclamando el cierre de los centros. Respecto al comercio, Miguel destacó que “los bares y restaurantes van a poder estar abiertos pero con la restricción de cantidad de personas que permita estar sentados. Solamente van a poder estar sentados en las mesas”. “En relación con los shoppings-agregó-también van a estar abiertos, pero con restricciones. Los cines van a estar cerrados, los patios de comida sólo van a funcionar para compra y retiro de comida pero no se va a poder permanecer”, remarcó. Y además destacó que los centros comerciales “sólo podrán dejar entrar una cantidad de gente que garantice 16 metros cuadrados para cada persona.”.

Esto querría decir, por ejemplo, que en Alto Palermo, que ayer tuvo fuertes protestas de los empleados, sólo podría dejar ingresar a 1100 personas.  

Los boliches, clubes, polideportivos, casinos, salas de juego, cines, teatros y centros culturales “permanecerán cerrados”.  

Otro de los puntos centrales de las nuevas restricciones fueron las del transporte público. Fueron anunciadas por Mendez, secretario del área.  Remarcó que a partir de las cero de este jueves 18 de marzo, el subte “va a funcionar solamente con las estaciones de las cabeceras, las estaciones de combinación de las líneas, algunas estaciones de combinación con centros de transbordo y algunas estaciones que también son importantes en el sistema por su cercanía con centros de salud”.

“En los próximos días vamos a ir evaluando el funcionamiento de la red con el requerimiento de cumplir que sean sólo pasajeros sentados y estudiaremos si podemos abrir alguna estación intermedia adicional”, agregó. Además, recordó que están liberado el “estacionamiento en la Ciudad” para que se pueda “estacionar como en un día domingo”. Como última recomendación, Mendez pidió a los ciudadanos que si presentan síntomas “no utilicen el transporte público” y se comuniquen con el 147.