Murió la vendedora ambulante atropellada al huir de una requisa policial

El pasado viernes 13 de marzo la Policía de la Ciudad y un grupo de inspectores de la Agencia Gubernamental de Control, dirigida por Matías Lanusse, realizaron uno de sus operativos habituales en los que persiguen a los vendedores callejeros que trabajan en las veredas de las inmediaciones de la estación de trenes Once.  En este caso la presencia policial se dio en la esquina de Avenida Pueyrredón y Sarmiento. Allí, entre otros trabajadores, estaba Beatriz, una mujer de 75 años que vivía de vender medias en la calle.  Ante la posibilidad de que le quitaran la mercadería, la mujer salió corriendo y fue atropellada. Ayer martes 17 de marzo murió.  

“Podría ser tu vieja o tu abuela. Vivía de vender medias y murió por huir de los inspectores de Matias Lanusse (director de la Agencia Gubernamental de Control) y la policía porteña, golpeadores sistemáticos vendedores ambulantes. El Gobierno de la Ciudad responsable por esta vida”, escribió en su cuenta de twitter Juan Grabois, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).  

En otro twitt, publicado el lunes, cuando Beatriz estaba internada pero aún con vida, el líder de la CTEP, acompañado de una imagen del operativo, había remarcado:  “En vez de sancionar boliches y casinos que atentan contra la salud pública golpea pobres, ancianos y niños. El viernes dejaron a Beatriz de 75 años en terapia intensiva. Hoy a José, Verónica y otros ¡Como puede ser tanta maldad en este contexto!”.  

Beatriz había sido internada en la terapia intensiva del Hospital Ramos Mejía el viernes, luego de haber sido atropellada.