Asamblea virtual de residentes: “Estamos en la primera línea de fuego”

Por Franco Spinetta. Especial para Diario Z.

Residentes y concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires realizaron, en medio del aislamiento social obligatorio por la pandemia del coronavirus, una inédita asamblea virtual para definir las peticiones que le acercarán al Ministerio de Salud el 30 de marzo, en otra reunión virtual pactada con las autoridades sanitarias para ese día.

“Nos encontramos en la primera línea de fuego”, advirtieron los jóvenes profesionales, quienes exigen “condiciones mínimas” de trabajo para afrontar la pandemia.

La precaria situación de miles de trabajadores se agudiza en un contexto de marcada incertidumbre y miedo por los escenarios proyectados. “Solicitamos una planificación centralizada, capacitaciones para todo el personal, reorganización de los equipos de trabajo y reacondicionamiento de los efectores de salud”, enumeraron.

Además, los concurrentes y residentes reflotaron el petitorio por el mejoramiento de las condiciones laborales que, durante el año pasado, convocó a movilizaciones masivas. “Pedimos ART y salario para los 1.500 concurrentes que dejaron de ir a los hospitales para preservar otras fuentes de trabajo” y señalaron un dato que revela la precariedad del sistema: “Hay 1.400 residentes que en su último año prácticamente están a cargo de los servicios que se preparan para enfrentar la pandemia”.

Una joven residente del Hospital Argerich relató a Diario Z que hasta esta semana hubo una preparación “aislada” y “casi autogestiva” de cada establecimiento, cuando lo aconsejado en este tipo de situaciones es la unificación de criterios. “Ahora la situación comenzó a cambiar, pero aún no estamos preparados del todo”, advirtió.

En el acta de la asamblea, los residentes aseguraron que el Estado no dispone hoy de los recursos para garantizar la atención de toda la población y exigieron la incorporación planificada del sistema privado. Al mismo tiempo, aclararon que están a “disposición para disminuir el impacto de la propagación del virus”, cuyo pico de contagio se espera para los próximos días.