Cómo cuidar a nuestros viejos: acompañar diariamente con la palabra

La médica geriatra e infectóloga Miriam Rozenek, aconsejó “acompañar a los adultos mayores en las cosas elementales, como los remedios, la medicación” pero señaló que ellos “además necesitan la palabra”.

“Los adultos mayores necesitan un aislamiento físico y no social. Es importante que se los pueda acompañar, desde el teléfono, desde las redes sociales, no las modernas, sino las que se tejen diariamente: los vecinos, los hijos, los nietos. Acompañarlos en las cosas elementales, como los remedios, la medicación, pero necesitan la palabra”, señaló.

La especialista comentó que “los tiempos en los adultos mayores no son iguales” y “pueden identificar el aislamiento con el aislamiento permanente”, lo que “genera una gran ansiedad con síntomas físicos: no pueden dormir, necesitan más ansiolíticos”, por lo que pidió a la población “monitorear” esas situaciones.

Por otra parte no se deben “minimizar los síntomas, ya que, en casi todas las patologías, tienen menos síntomas”. De hecho, aconsejó: “Si empieza con un resfrío, con poca fiebre, que consulten”, subrayó.

Pidió “estar cerquita desde lejos” con los adultos y recomendó la vacunación antigripal de ese grupo etario.

Finalmente dijo que, cuando finalice el aislamiento social, se deberá dar una “salida gradual y escalonada” de la sociedad en la que todos deberán cuidarse para proteger a los adultos mayores.