Adultos mayores: el plan de cuidados organizó la ayuda de voluntarios y 28 centros de alojamiento

El gobierno porteño lanzó este miércoles un plan de asistencia a adultos mayores de 70 años para que cumplan con el aislamiento social por el coronavirus. Se implementará mediante una red de voluntarios y promotores barriales que ayuden en la compra de alimentos y remedios y en el traslado de quienes vivan en condiciones de vulnerabilidad.

El programa está dedicado a mayores de 70 que vivan solos y también a los que tienen problemas de vivienda en las villas. En este caso se les ofrecerá que vayan a centros de resguardo.

El programa de “distanciamiento y asistencia” está orientado a las personas de más de 70 años, que suman unos 490.000 en la Ciudad. Está centrado, por un lado, en los que viven solos y, por otro, en los que registran problemas habitacionales en los barrios populares porteños, a quienes se ofrecerá desplazarlos a centros de resguardo.

“Tenemos la necesidad de cuidar a los adultos mayores porque es importante que no estén en la calle, que se queden en sus casas, ya que son el principal grupo de riesgo del coronavirus”, dijo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una conferencia de prensa en la sede del Ejecutivo a la cual llegó utilizando un barbijo.

Dónde llamar: 147

El programa, que fue presentado ayer ante el presidente Alberto Fernández en una reunión en la Quinta de Olivos, promueve el distanciamiento físico de los mayores como “la mejor medida de prevención para prevenir contagios de coronavirus”, pero a la vez tiene en cuenta la necesidad de sostener una vinculación afectiva para que el aislamiento sea más llevadero.

Del programa participan 30.000 voluntarios y promotores barriales en las villas. El distanciamiento físico en la propia casa es facilitado por una red de familiares, vecinos, encargados de edificios.

En el caso de los adultos mayores que vivan solos pero no registren una situación de vulnerabilidad socioambiental, se dispondrá un “auto distanciamiento físico” en su propia vivienda con el apoyo de una red de cuidados de familiares, vecinos, encargados de edificios y la red de voluntarios.

“La red de ocupará compra de alimentos y medicamentos y el acompañamiento afectivo. Y todo lo necesario para el bienestar y el cobro de haberes con salidas de manera segura bajo protocolos específicos para casos excepcionales”, indicaron desde el Ejecutivo porteño.

Dos de cada tres personas que se contagian el virus no tienen síntomas, pero por la misma razón, no saben que están enfermos.

El Jefe de Gabinete señaló que “la mayoría de los porteños vivimos en departamentos y por eso firmamos un convenio con los encargados de edificio para diseñar buenas prácticas por parte de ellos para con los propietarios y los inquilinos. Eso incluye, además del refuerzo en higiene y cuidado de las áreas comunes, la asistencia a los adultos mayores en las compras de primera necesidad, en hacer trámites o pasear mascotas”.

También hay un protocolo de cuidado los adultos mayores que viven en familia y otro plan, más específico, “para aquellos que viven en situación de vulnerabilidad, en las villas, donde también diferenciamos a aquellos que viven solos de los que viven en familia”, explicó Rodríguez Larreta.

Los barrios involucrados en estas medidas son: 31 (Retiro), 15 (Ciudad Oculta), 21-24 Zavaleta (Barracas-Nueva Pompeya), 20 Papa Francisco (Villa Lugano), 1-11-14 Barrio Ricciardelli (Bajo Flores), Fraga (Chacarita), Rodrigo Bueno (Costanera Sur) y Carrillo-Fátima (Villa Soldati).

“Está probado que dos de cada tres personas que se contagian el virus no tienen síntomas, pero de la misma manera, no saben que están enfermos. Por eso es tan importante que los adultos mayores vivan separados y no entren en contacto con gente que esté por la calle”, remarcó.