El Suterh repudió las amenazas que recibieron trabajadores de la salud en los edificios donde viven

Las situaciones límites sacan lo mejor y lo peor de las personas. En los últimos días hubo un fenómeno que claramente se ubica en lado oscuro de la condición humana. Vecinos de distintos edificios de la ciudad de Buenos Aires escribieron notas y las pegaron en los ascensores y los pasillos para amenazar a los médicos, enfermeros o farmcéuticos, que viven en el mismo edificio con acciones judiciales sino “toman los recaudos para cuidarse”.

El tema comenzó a circular en las redes sociales días atrás. Uno de los edificios en los que se produjeron las amenazas está ubicad en el barrio de Colegiales. Una médica que vive allí se encontró con una nota que decía lo siguiente: “Piso 3°. Dpto 16. Atento al alto riesgo creado por su actividad se ha comunicado a la autoridad correspondiente la situación de riesgo generada en el edificio y que, hasta tanto se tome otra medida, se intima a evitar el tránsito y permanencia en zonas comunes, así como tocar elementos tales como picaportes, barandas de la escalera, acceder a terraza y demás elementos atento a la gravedad de la pandemia”.

En otro de los notas decía: “A los médicos del edificio: les solicitamos no usar ascensores, ni circular por el mismo, acá viven muchos adultos mayores…” Y en el mismo papel, con birome, los médicos contestaron: Ojalá nunca nos necesites”.   

Estas notas y otras más si filtraron rápidamente en las redes sociales generando un repudio generalizado. Pero también hubo reacciones institucionales. El Sindicato Único de Trabajadores de Edificios y Rente Horizontal (Suterh) difundió este jueves 9 de abril un cumunicado.  “Ante los hechos que son de público conocimiento, el Suther quiere brindar su más sentido apoyo a los médicos, enfermeros y personal de salud que está recibiendo amenazas y malos tratos por vecinos en los edificios en los que residen. Desde el sindicato, que conduce Víctor Santa María, estamos convencidos del rol fundamental que están realizando día a día para contener y asistir a aquellos que están sufriendo las consecuencias del Covid-19, salvando vidas y siendo el primer frente de batalla para limitar los efectos de la pandemia en el país. Por eso rechazamos cada una de las amenazas, agresiones y malos tratos que muchos están percibiendo en sus hogares”.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad, por su parte, anunció el inició de un trámite de oficio tras “haber tomado conocimiento de sucesivos hechos que ponen de manifiesto hostigamientos, amenazas, discriminación, escraches e insultos de vecinos para con aquellas personas que trabajan en el ámbito sanitario, ya sean médicos, enfermeros, farmacéuticos”. “Las situaciones ocurridas generan una profunda preocupación a este órgano constitucional toda vez que médicos, enfermeros, técnicos, administrativos, personal de limpieza, de mantenimiento y tantos más, en este momento de lucha mundial contra el virus COVID-19, son quienes sostienen el sistema de salud y la primera línea de batalla”