Los docentes exigen el “cumplimiento urgente” del fallo que ordena que les den kits de protección

La justicia de la Ciudad le ordenó al gobierno porteño que “de manera inmediata” adopte las medidas necesarias para prevenir la posibilidad de que los docentes que están exceptuados del aislamiento obligatorio se contagien con el Covid 19. Desde el inicio de la cuarentena, en todas las escuelas públicas hay una guardia de trabajadores de la educación que entre otras cosas se ocupa del reparto de los bolsones de alimentos.  

El pronunciamiento judicial le hizo lugar a un pedido de amparo que impulsó el sindicato UTE-Ctera. La solicitud reclamaba “adoptar las medidas necesarias para prevenir contagios” y  “proporcionar una adecuada protección de los/las trabajadores docentes exceptuados del aislamiento social, preventivo y obligatorio, brindando los elementos de protección necesarios”.

En los fundamentos para darle la razón a los maestros el juzgado a cargo del magistrado Guillermo Scheibler señaló que “suspendidas las clases en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires se estableció que el equipo de conducción de cada establecimiento educativo de gestión estatal debía organizar una guardia docente para el funcionamiento del comedor escolar en el caso en que se brindara ese servicio o bien a fin de asegurar la entrega del refrigerio o vianda en mano a los padres de alumnos. Dicha guardia está compuesta por personal de conducción y por la cantidad de docentes necesaria para su funcionamiento”.

En el fallo decidió “hacer lugar al requerimiento” y ordenar al gobierno de la Ciudad que “de manera inmediata adopte las medidas necesarias para prevenir el contagio de los/las trabajadores docentes exceptuados del aislamiento social, preventivo y obligatorio”. Y señaló que “deberá proporcionarles una adecuada protección y proveerlos de los elementos de protección necesarios”.

La secretaria general de UTE-Ctera Angélica Graciano le dijo que Diario Z que en el gremio esperan que la orden judicial se cumpla de manera urgente. Explicó que “a partir de mañana empieza la distribución de alimentos que pasan a buscar los padres. Por eso hoy mismo tendrían que estar entregando los kits de protección”.

Graciano advirtió que este martes 14 de abril puede darse una situación de embudo. “Esta cuarta distribución de bolsones coincide con que en muchas escuelas están vacunando contra la gripe. Entonces van a concentrar el reparto de alimentos en algunos establecimientos. Eso va implicar muchas personas dentro de la escuela. Estamos esperando que cumplan con el fallo de manera urgente”.