Hay 3.173 casos de dengue en la Ciudad y la mayoría están en la zona sur

En una semana se sumaron 1.029 nuevos los casos de dengue en la Ciudad de Buenos Aires. Fue un crecimiento del 30 por ciento en siete días. El último boletín epidemiológico del gobierno porteño -publicado el pasado 10 de abril– indica que son en total 3.173 personas las que se han infectado con esta enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti. En el informe publicado la semana anterior los casos eran 2134.

En una semana se sumaron 1.029 nuevos los casos de dengue en la Ciudad de Buenos Aires. Fue un crecimiento del 30 por ciento en siete días.

Las cifras son las peores desde el año 2016, cuando hubo una fuerte epidemia de dengue. Ese año, en la misma semana de abril que cubrió el último informe epidemiológico, había 4741 infectados, casi 1600 más de los que hay ahora.

Los barrios más afectados son los de las comunas 7 y 8. La comuna 7, que contiene Parque Chacabuco y Flores, tiene 729 casos. La 8, que abarca Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano, tiene 628. Y la que se encuentra en tercer lugar, la comuna 4, que incluye La Boca, Barracas, Nueva Pompeya y Parque Patricios, tiene 547 infectados con dengue.

Las advertencias sobre la epidemia ya habían comenzado a fines del año pasado cuando aparecieron los primeros casos en la zona sur de la Ciudad y varios legisladores de la oposición y vecinos de la zona denunciaron que no había una campaña de prevención.

El dengue lo transmite el mosquito Aedes aegypti, en especial las hembras. Según la Organización Mundial de la Salud, “estos mosquitos se encuentran en estadios inmaduros en el agua, sobre todo en recipientes artificiales muy próximos a viviendas y a menudo en espacios interiores”.

La OMS remarca que “los estudios sobre el radio de vuelo indican que la mayoría de las hembras pueden pasar toda la vida en el interior de las casas en las que se han convertido en adultos o alrededor de ellas y que suelen volar unos 400 metros de media. Esto implica que son las personas, más que los mosquitos, quienes propagan rápidamente el virus en las comunidades o lugares donde residen”.

La descripción de la OMS deja claro que las campañas contra el dengue son esencialmente de higiene y cuidados para no generar las condiciones para que el mosquito casero prolifere.

Este diario se comunicó con el área de Salud del gobierno porteño para consultar sobre cuáles eran las acciones que se evaluaban contra esta epidemia y no obtuvo respuesta.