Los barbijos no se podrán vender a más de $40 y el alcohol en gel a un máximo de $500 el litro

 Al igual que el alcohol en gel, el barbijo se ha vuelto un insumo de primera necesidad. No sólo porque colabora con reducir la velocidad de contagio de coronavirus sino porque el gobierno porteño lo ha declarado de uso obligatorio en los espacios públicos.  Esto disparó la demanda de este vestuario quirúrgico creado a fines del siglo IXX y también la especulación con el precio.  En este contexto, el gobierno nacional estableció precios máximos de referencia para los barbijos al considerarlo “un producto sanitario esencial para la atención de la emergencia sanitaria del Covid-19”.

La resolución 114/2020 de la Secretaría de Comercio Interior, publicada este viernes 17 de abril en el Boletín Oficial, estableció que el valor  de “los barbijos no quirúrgico y/o de una capa tendrán un precio tope de $40 por unidad”.

En la misma normativa se expresa “la prohibición de venta al público de los barbijos N95 y los quirúrgicos tricapa que deben ser utilizados exclusivamente por el personal de salud”.

La medida de la Secretaría conducida por Paula Español reiteró también los precios máximos de referencia para otros insumos fundamentales en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid 19. Los termómetros corporales y el alcohol en gel “deberán retrotraer sus valores a los vigentes el 6 de marzo pasado.” De esta manera, el alcohol en gel debería comercializarse con un precio máximo de $110, para la presentación de 60 mililitros, $115 para la de 65 mililitros; $250, para  la de 250 mililitros; $315 para la de 500 mililitros y $500 para la de litro.  

Según la resolución, “los comercios deberán ofrecer estos precios máximos a partir de este sábado 18 de abril y por un período 90 días corridos, pudiendo prorrogarse la decisión”.

Los productos “deberán ser exhibidos de forma destacada en la comercialización para garantizar los derechos esenciales” a los consumidores y “asegurar el acceso sin restricciones a los bienes básicos, especialmente los relacionados a la protección de la salud individual y colectiva”.

Más allá de estas medidas, hay un problema de abastecimiento de estos insumos, en muchas farmacias de la Ciudad no se encuentran barbijos ni alcohol en gel.