En el primer día de “restricción” para mayores de 70, hubo largas filas de jubilados para pagar impuestos

Esta mañana, mientras el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta anunciaba la formalización de la “sugerencia” a los mayores de 70 años de que llamen al 147 antes de salir de sus casas, miles de personas de ese rango etario salían a las calles de Buenos Aires. Es que este lunes 20 de abril reabrieron las sucursales no bancarias para poder pagar los servicios públicos y otros impuestos. Y la mayoría de los adultos mayores no tiene el hábito de usar la transferencia online para abonar. Así que se multiplicaron las colas en los lugares de pago.

En la sucursal de Werstern Union (Pago Fácil) ubicada sobre la avenida Rivadavia al 5400, en Caballito, había dos ventanillas habilitadas para abonar, cuenta una nota de la agencia Télam.

Orlando, de 76 años, que habló con la agencia, se había acercado a preguntar si podía venir su hijo a pagarle unas boletas, ya que el DNI de él no finalizaba ni en 0  ni en 1, que son los las terminaciones que están habilitadas para hoy. “Mi DNI termina en seis. Por eso me acerqué a preguntar y ahora lo mando a mi hijo que pague los impuestos que no puedo abonar por internet”, le dijo Orlando a Télam.

 Y en el Rapipago de avenida Directorio al 700, Lila, mayor de 70 años, le decía a la misma agencia de noticias: “La medida de prohibirnos salir me hizo sentir que nos sacaban la libertad. Ya no podemos ir a ver a nuestros hijos y nietos. Entiendo que es por prevención, pero no me gusta”.

Beatriz, otra mujer de ese rango etario, calificó de “vergüenza” que tenga que llamar a un teléfono para avisar que va a salir de su casa. “No lo voy a hacer. Me parece algo horrendo”.

Tuvo una opinión diferente Norma, ubicada en la misma fila, quien aseguró que llamó al 147 y “en menos de tres segundos” ya había dado aviso al gobierno porteño de que iba a salir a hacer trámites.