Caras y Caretas se suma a la venta de libros puerta a puerta

Una de las industrias más golpeadas por la cuarentena decretada para intentar contener la expansión del coronavirus es la del libro. Por eso, la necesidad de transformar los modos de trabajo y comercialización llegó a las editoriales y librerías. A partir de la semana pasada, el Ministerio de la Producción habilitó a las librerías para que vendan sus productos online y los envíen a las casas de los compradores.

“Nosotros no hemos hecho grandes cambios en cuanto a la forma de  venta online, el tema es que ahora podemos vender puerta a puerta con nuestra librería asociada, que es la Caras y Caretas”, le dijo a Diario Z el editor responsable de Editorial Otcubre, Daniel González. “Como muchas otras librerías y editoriales estamos tratando de acomodarnos a la nueva realidad”.

La editorial tiene cerca de 2500 títulos que pueden consultarse en su página web y la librería Caras y Caretas tiene una cuenta en Instagram  

Sobre cómo funcionaba antes del aislamiento social obligatorio la comercialización por internet y en especial la venta de e-book, González destacó: “A pesar de lo que se creía hace algunos años, que el libro electrónico reemplazaría al de papel, en la Argentina no representa más del 12 o 15 por ciento del total de las ventas. A los lectores les gusta tener el libro físico. Por eso esta posibilidad de distribuirlo a domicilio nos permite reactivar un poco el movimiento”.

Para quienes realicen una compra en capital federal, Caras y Caretas garantiza el envío es gratis y si la adquisición supera los 4000 pesos, la librería cubre el envío a cualquier lugar del país.

Al referirse a las necesidades de la industria en el marco del aislamiento social, González puso el acento justamente en el traslado de los libros. “Necesitamos que el Estado nos ayude a garantizar un costo de envío más bajo. La encomienda mínima por correo cuesta 500 pesos y hay libros que salen eso mimos o sólo un poco más. Es decir que se termina duplicando el precio. Ese es un punto a revisar”.

González destacó que la industria “ya venía muy golpeada los últimos cuatro años con la caída del consumo. El cambio de gobierno había generado una expectativa, pero vino la pandemia, así que habrá que hacer un gran esfuerzo por recuperarse”.