No habrá salidas de esparcimiento y se mantiene el aislamiento «sin modificaciones» en la Ciudad

Iglesia del Pilar en Recoleta. Foto de Raúl Ferrari en Telam.

La Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe anunciaron el domingo, en conjunto, que el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus sigue vigente «sin modificaciones» y que aún no autorizaron las salidas de esparcimiento en la nueva etapa de la cuarentena.

En las ciudades con baja densidad poblacional, las salidas se van a consensuar con autoridades municipales.

El jefe de Gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel, había aclarado previamente que «el gobierno nacional fija unos techos» con los anuncios, pero «las jurisdicciones locales y provinciales tienen la atribución de reglamentar, regular y limitar incluso el ejercicio de estos derechos».

«Para nosotros, la prioridad es cuidar a la gente, la prioridad número uno es la salud, como lo expresaba Alberto Fernández», remarcó Miguel, quien se mostró preocupado por la posibilidad de que las salidas recreativas generen más movimiento en la Ciudad, «el mayor conglomerado del país» y «el espacio más potente para generar interacción humana».

Rodríguez Larreta, Kicillof, Schiaretti y Perotti apoyaron la continuidad de la cuarentena hasta el 10 de mayo y dejaron en claro que no podían distenderse las restricciones en las grandes ciudades. Los mandatarios aclararon que la decisión fue tomada «en consulta con el Gobierno» y no descartaron «la habilitación de algún tipo de salidas de esparcimiento con modalidades restringidas», en el futuro y en consenso con sus intendentes.

En el Planetario, solo patos.
La soledad del Parque Lezama. Raúl Ferraris, Télam.