En las villas se confirmaron 223 casos de coronavirus: en la 31 hay 133 infectados y 67 en la 21- 24

Un total de 223 casos de personas con coronavirus fueron detectados en los barrios populares porteños, de los cuales la Villa 31 de Retiro es el más afectado con 133 infectados, lo que motivó que mañana el gobierno nacional encare el operativo DETeCTAr (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina) para identificar personas con Covid-19 y derivarlas para su atención, se informó este lunes.

Este operativo se realizará en conjunto con autoridades porteñas y bonaerenses, que operarán en el barrio La Paz, de la Municipalidad de Quilmes.

De acuerdo al reporte difundido por el Gobierno de la Ciudad, “se confirmaron hasta hoy 223 casos de Covid-19 en los barrios vulnerables de la Ciudad, siendo los más afectados el Barrio 31 con 133 casos y Barrio Padre Ricciardelli (1-11-14), con otros 67“.

“La distribución de casos en barrios vulnerables se completa de la siguiente manera: tres en el Barrio Ramón Carrillo; dos en Ciudad Oculta; dos en Barrio 20; uno en Barrio Fátima; uno en Barrio 21-24; uno en Rodrigo Bueno; uno en Piletones; otro en el Barrio Mitre y once de vecinos que viven en barrios vulnerables pero eligen no dar a conocer su paradero”, agrega el reporte.

En tanto, que el equipo de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Ciudad trabaja “con 75 casos sospechosos de haber contraído el virus, por tratarse de contactos estrechos de los casos positivos”.

En ese marco, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció el despliegue para mañana en la Villa 31 de un “operativo del Ministerio de Salud llamado ´patrullaje de febriles'” y agregó que será “un estudio epidemiológico fuerte donde se van a a hacer testeos” de coronavirus.

“Miramos con mucha preocupación (a los barrios populares) porque son los argentinos y argentinas que más precisan del Estado. Nuestra tarea es trabajar con ellos y para ellos y generar cualquier política pública para aliviar el coronavirus en esos barrios”, aseguró en declaraciones a TN.

En la Villa 31, bautizada por los vecinos como “Carlos Mugica”, en memoria del sacerdote asesinado en 1974, se registró la primera muerte por coronavirus de habitantes de villas de la Ciudad con el fallecimiento de una mujer de 84 años.

Al respecto, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, admitió que en los barrios populares “hay una realidad que el contagio (de casos de coronavirus) es superior que en otros lugares” de la Ciudad.
No subestimamos el tema, hace dos meses que se trabaja allí e incluimos a los barrios de mayor vulnerabilidad dentro de los sectores que más nos preocupan, junto con los geriátricos, los adultos mayores y los trabajadores del área de la salud”, señaló en declaraciones a radio Futurock.