“Aplausazo” de residentes y concurrentes de hospitales porteños en reclamo de salario y elementos de bioseguridad

Residentes y concurrentes de la ciudad de Buenos Aires realizaron este jueves un “aplausazo” en los hospitales en reclamo de elementos de bioseguridad, centralización del sistema de salud y el pago de un salario para concurrentes.

Una delegación de estos trabajadores participó en la manifestación frente a la Legislatura porteña en rechazo de la Ley de Emergencia convocada por Ademys en contra del proyecto de Ley de Emergencia impulsado por el Ejecutivo porteño.

Aumento del personal sanitario, establecimiento de jornadas rotativas para prevenir contagios, testeos periódicos masivos y el otorgamiento del Equipo de Protección Personal (EPP) fueron algunos de los reclamos de los trabajadores de la salud, que integran la denominada “primera línea”; entre los que ya se registraron más de 500 contagios de Covid-19.

A estos reclamos adjudicados a la situación actual por la pandemia, los residentes y concurrentes continúan exigiendo al Gobierno porteño que se los “considere trabajadores de la salud”, ya que en el caso de los concurrentes no reciben salario por sus tareas, por lo que no cuentan con ART, ni cobertura médica, ni licencias, entre otros derechos laborales.

“Realizamos las mismas tareas que los médicos, atendemos pacientes, cumplimos guardias, nos exponemos todos los días, pero para el Gobierno porteño sólo somos profesionales en formación por eso no se nos paga ninguna remuneración”, explicó en diálogo con Télam Iñaki Sanguinetti, concurrente de psicología en el hospital Álvarez.

Los cerca de 3.500 residentes y 1.400 concurrentes porteños son profesionales que forman parte de la lista del personal de salud que, distribuidos en hospitales y CeSac (centros de salud y acción comunitaria) atienden las guardias y las internaciones que frente a la pandemia se ven colmadas.

Sin embargo, sin un contrato laboral que los vincule con el Gobierno porteño los concurrentes no pueden acceder a una Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART), situación que los “expone” y los “deja desprotegidos” ya que tampoco cuentan con una obra social, sostuvo Sanguinetti.

“El gobierno no nos reconoce como profesionales, no reconoce una relación laboral con nosotros, pero si cuenta con residentes y concurrentes para enfrentar la pandemia, nos mandan a la primera línea solo por vocación pero si nos enfermamos nos tenemos que arreglar solos”, afirmó el joven de cuarto año de concurrencia en Psicología.

Desde las 10.30 y hasta el mediodía se realizaron “aplausazos en las puertas de los hospitales y CeSAC, sin desatender los servicios por eso no hay un horario fijo, pero queremos visibilizar la situación que atravesamos ante la falta de insumos”, aseguró Lain Gullentini, residente médico del hospital Argerich.

“No podemos permitir que se les exija a los trabajadores que vayan a responder a la pandemia sin las herramientas necesarias, además de los elementos de bioseguridad (barbijos, camisolines, máscaras, guantes); necesitamos protocolos claros y un triaje único en todos los hospitales para evitar contradicciones en el tratamiento de casos sospechosos de Covid”, explicó.

Además “del faltante de elementos de protección adecuados, tenemos muchos compañeros a los que se les niega la licencia, sea para cuidar de sus hijos que están sin clases o porque forman parte de algún grupo de riesgo”, dijo Gullentini, quien remarcó que “no podemos permitir más contagios por negligencia”.

Mientras se realizaba la actividad en los centros de salud, una delegación de residentes y concurrentes participó de una concentración en la puerta de la Legislatura porteña en rechazo del tratamiento de la Ley de Emergencia que, entre otras cosas “propone el congelamiento del salario y el pago en cuotas”, afirmó Gullentini.