Vuelven las fotomultas a los accesos de la Ciudad

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el Gobierno bonaerense levantaron la suspensión del sistema de fotomultas que regía desde el 20 de marzo, cuando se decretó el aislamiento obligatorio por la pandemia de coronaviris (COVID-19).

De esta manera, tras 55 días sin infracciones en los principales accesos a la Ciudad, los autos que superen los 130 km/h deberán pagar multas por la infracción de tránsito.

Los controles se realizarán a través de radares móviles. De no cumplirse, las multas irán desde $9.450 a $ 63.000.

Además, se pondrán en operación los 10 cinemómetros fijos montados en los puentes de las autopistas y se prevé la instalación de nuevos equipos.

Durante los meses de marzo, abril y mayo, los accidentes se redujeron un 90%. Pero según informó la ANSV, “durante los últimos días de abril y primera semana de mayo comenzó a crecer, junto con el aumento de la circulación”.

“Notamos este ascenso y sabemos que el exceso de velocidad es el principal factor de riesgo vial. No podemos permitir que las camas de terapia que están disponibles para atender la emergencia por la pandemia se ocupen con heridos por siniestros viales evitables”, indicó el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.