El plan Detectar continuará en las villas 31, de Retiro, 1-11-14, de Bajo Flores, y 21-24, de Barracas

El 30 por ciento de los casos confirmados de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires están en los barrios vulnerables. Dentro de este grupo, la Villa 31 es el foco principal, con más de 850, seguida por la 1-11-14 de Bajo Flores, que tiene cerca de 290. Este lunes 18 de mayo el Ministerio de Salud de la Nación informó que el dispositivo Detectar, que busca a potenciales infectados de coronavirus casa por casa en lugar de esperar que las personas se presenten con los síntomas en los centros de salud, se continuará realizando en diversos barrios populares porteños y del conurbano bonaerense durante esta semana.

La información la brindó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, durante el reporte vespertino sobre la evolución de la pandemia en el país. Explicó que las “búsquedas activas de personas infectadas” seguirán en el barrio Mugica (villa 31) y en  Ricciardelli (villa 1-11-14), así como en la 21-24 de Barracas.

“De los casos confirmados en las últimas 24 horas el 55 por ciento corresponden a residencia en la Ciudad de Buenos Aires y el el 28 a Provincia“, indicó Vizzotti, dando cuenta de cómo la Capital continúa siendo el epicentro de la epidemia.

Uno de los elementos que hace más complejo la contención del coronavirus en los barrios vulnerables es que tienen problemas con el abastecimiento de agua y la primera medida sanitaria contra la enfermedad es lavarse las manos con jabón varias veces por día. A las denuncias que durante semanas hicieron los habitantes de la Villa 31 se agregaron ahora las de quienes viven en la 1-11-14, que padecen el mismo problema, como denunció por twitter la organización La Garganta Poderosa.

Para finalizar, Vizzoti destacó que “el objetivo de la búsqueda activa de personas sintomáticas es para realizar su evaluación y testeo precoz para que, en caso de arrojar resultado positivo, proceder a su cuidado y al seguimiento de sus contactos cercanos”.