Pedro Cahn: “Quienes viven en la provincia no tienen que venir a trabajar a la Ciudad”

El infectólogo y fundador de la Fundación Huésped, Pedro Cahn, consideró que quienes viven en la provincia de Buenos Aires no tienen que venir a trabajar a la Ciudad, en referencia al incremento de casos de Covid-19 en territorio porteño y el cuestionamiento de intendentes bonaerenses a la apertura de actividades en la Capital Federal.

La Villa 31 “tiene una densidad demográfica mayor que en cualquier parte del país. Esa densidad favorece la transmisión del virus”.

“Si alguien vive en la provincia no tiene que venir a trabajar a la Ciudad de Buenos Aires, donde deben hacerlo quienes viven en ella.”, dijo esta noche Cahn al canal de noticias TN.

Asimismo, aseguró que la apertura de actividades en la Ciudad y otros distritos del país “no tiene que ver con el aumento del número de casos”, lo cual se debe al “aumento de la circulación del virus en barrios populares como la Villa 31” del barrio porteño de Retiro.

En este sentido, opinó que si “la semana que viene siguen los casos en una tendencia lineal, hay que pensar si sacarle a los chicos la posibilidad de tener salidas. No debería haber problemas si se mantiene la distancia social”.

La apertura de actividades en la Ciudad “no tiene que ver con el aumento del número de casos”, sino al “aumento de la circulación del virus en barrios populares como la Villa 31.

Cahn, que integra al comité que asesora al Gobierno nacional frente a la pandemia de coronavirus Covid-19, focalizó su análisis en la situación de la Villa 31, que ya contabiliza 851 casos del nuevo coronavirus, casi el 71% del total en los barrios populares y un tercio de los de la Ciudad, y que se conmocionó con la muerte de los referentes sociales Ramona Medina y Víctor Giracoy por Covid-19.

La Villa 31 “tiene una densidad demográfica mayor que en cualquier parte del país. Esa densidad favorece la transmisión del virus. Cuando hay tanta densidad un espacio donde la gente está comprimida, la construcción crece verticalmente, hay una pobreza vertical, mientras que en la provincia de Buenos Aires hay una pobreza horizontal. La pobreza estructural favorece la transmisión del virus”.

En este contexto, Cahn llamó a “no culpar por lo que pasa a la gente que vive en la Villa 31”, porque esa gente durante el día comparte el transporte, el trabajo u otros espacios “con los demás habitantes de la Ciudad”.

“Lo que hay que hacer es evitar que la situación del Barrio 31 se replique en otros asentamientos y no hay solución posible si no es en base a la solidaridad y en ayudar a quienes más lo necesitan”, abundó, y destacó el “Plan Detectar que se inició en los barrios vulnerables y se aplicará mañana en el oeste del conurbano”.

Respecto a la situación de la pandemia en todo el país, el infectólogo destacó que sobre 4.000 camas ocupadas en terapia intensiva “solo 160 lo están por Covid-19” y que hasta ahora la población se ha portado “responsablemente” pero si el incremento de casos implica volver hacia atrás “lo que se decida no será uniforme para todo el país”.

“Hay que hacer opciones de bloqueo, como los cortafuegos en los incendios, para mitigar el impacto del Covid