Cerrarán algunas estaciones de tren para limitar la movilidad

El ministro de Transporte, Mario Meoni, confirmó este viernes que cerrarán algunas estaciones de trenes, en principio, en la Ciudad de Buenos Aires, aunque no descarta que se haga también en la provincia, en aquellos lugares donde hay más de una terminal.

Lo vamos a hacer porque allí no se movilizan muchas personas y además tienen otras opciones de transporte”, afirmó el funcionario nacional en declaraciones radiales. Más tarde, Meoni reveló que «todos los trabajadores se van a tener que reempadronar porque se están agregando casos y también la posibilidad de verificar que efectivamente sean esenciales o no».

«Queremos que la gente salga sólo cuando sea necesario. La jefatura de Gabinete está desarrollando un nuevo modelo (de permiso) unificando los criterios. Muchos de los permisos fueron sacados por razones de fuerza mayor, como por ejemplo en el caso de padres separados que tienen hijos. Van a tener una validez de 24 o 48 horas«, explicó.

Por su parte, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezó una reunión de trabajo con ministros nacionales, bonaerenses y porteños, para avanzar en la coordinación de los términos de la nueva extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que incluirá mayores controles y restricciones sobre el transporte público interjurisdiccional y la circulación de personas en la zona del AMBA.

El principal punto de acuerdo fue la necesidad de reforzar los operativos de control, tanto físicos como tecnológicos, para el transporte público y privado, con especial rigor en la circulación interjurisdiccional, según se informó oficialmente desde el Gobierno.

Por último, definieron que «no habrá nuevas flexibilizaciones» en esta etapa del aislamiento social en lo que refiere al AMBA.

También analizaron la posibilidad de restringir el uso del transporte público interjurisdiccional para que sólo puedan utilizarlo los considerados por el decreto presidencial como «trabajadores esenciales», según precisaron a Télam tanto desde la Casa Rosada como desde el Gobierno porteño, que además analiza extender la misma la restricción para la circulación dentro de la Ciudad de Buenos Aires. “La idea es desalentar todo tipo de trabajo no esencial”, afirmaron cerca de Cafiero. Eso no significa que deberán cerrar los comercios de la Capital pero sí se eliminaría la asistencia de los trabajadores que viven en el Conurbano y tenían permisos de sus empleadores.