Con expresiones sociales a favor y en contra, avanza en la Legislatura el debate sobre el protocolo ILE

Mientras la Campaña Nacional por el Aborto Legal realizaba un twittazo y los celestes repudiaban la reunión, la Comisión de Salud de la Legislatura porteña presidida por la radical Patricia Vischi comenzó a debatir el nuevo protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE). En el encuentro participaron el coordinador de Salud Sexual, Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud porteño, Fabián Portnoy, y la doctora Viviana Mazur, quien trabaja en la misma área.

Portnoy explicó que Ejecutivo tiene “acciones prioritarias: facilitar el acceso a métodos anticonceptivos, en especial a los de larga duración; mejorar la respuesta en de la ILE y la atención pos aborto”.

“De acuerdo a nuestros cálculos tendríamos que haber llegado con los métodos anticonceptivos de larga duración a 117.000 mujeres para el año 2019  y la cifra fue 74.982. Es decir que estaríamos cubriendo cerca del 64% de la población objetivo”, precisó el funcionario.

Mazur explicó el alcance actual de la ILE en la Ciudad. La funcionaria recordó que, en el 2012, se produjo el fallo FAL (un pronunciamiento de la Corte Suprema de Chubut que revirtió una sentencia de instancias inferiores que le había negado el derecho al aborto a una adolescente de 15 años que había sido violada por su padrastro). “Esto planteó un antes y después-dijo Mazur-. Dejó claro que había obligaciones del sistema de salud para responder a esa demanda por parte de las mujeres”.

La funcionaria indicó que “las causales por violación, una de las cosas que aclara el fallo FAL, es que no requiere denuncia. Es suficiente con la declaración jurada que las personas gestantes ofrecen. Esa causal no siempre es enunciada en la primera consulta. Los equipos de salud tienen que plantear la pregunta muchas veces”.

A la hora de citar las estadísticas, la funcionaria precisó que en 2019 hubo 58 niñas de entre 10 y 14 años que accedieron a la ILE, en el caso de adolescentes de entre 15 y 19 años fueron 1.133. Mujeres de entre 20 y 24 años hubo 2.459 y en la franja de 25 a 29 años 1.365. Hubo 849 mujeres de entre 30 y 34 años que accedieron a la ILE y en la franja etarea de 35 a 49 años hubo 340. Es decir que en total fueron más de 8300.

Las intervenciones de los legisladores opositores tuvieron mayormente un tono conciliador. Lucía Cámpora, del Frente de Todos, explicó: “El proyecto de adhesión a la ILE cuenta con 41 firmas de diputados porteños. Tiene un alto consenso y estamos acá para avanzar”.  

Gabriel Solano, del Partido Obrero, dijo a su turno: “Los que firmamos el proyecto en febrero, lo hicimos conscientes de que el atraso es muy grande. Este es un derecho que existe hace 100 años y estamos discutiendo un protocolo. Eso es porque hay una presión muy fuerte para que no salga”.  Solano destacó que, a pesar de que el informe brindado muestra el acceso a a la ILE por parte de las mujeres porteñas, es “necesario que el nuevo protocolo se apruebe”.