Ordenan al gobierno porteño que garantice una computadora a estudiantes de familias “vulnerables”

La Justicia de la Ciudad de Buenos Aires le ordenó al gobierno porteño garantizar “una computadora portátil notebook o tablet” a cada estudiante del sistema público que “se encuentre en situación de vulnerabilidad social”. La sentencia fue dictada por el juez en lo Contencioso Administrativo Roberto Gallardo.      

La medida cautelar había sido solicitada por varias organizaciones, entre ellas la  Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia. Los puntos más salientes del pronunciamiento de Gallardo son los siguientes:

* Ordenar al Gobierno de la Ciudad que, en el plazo de cinco (5) días, proceda a entregar, a todos los alumnos y alumnas que concurren a establecimientos educativos de gestión pública y que se encuentren en situación de vulnerabilidad social, un dispositivo informático adecuado, computadora portátil, notebook o tablet. Es para que de ese modo puedan acceder a internet y realizar las tareas escolares que garanticen su continuidad pedagógica en modalidad virtual.

*La situación de vulnerabilidad social se entenderá automáticamente acreditada en el caso que alguno de los miembros del grupo familiar del estudiante sea beneficiario de algún plan, beca, subsidio o programa social del Gobierno de la Ciudad o del Estado Nacional. O bien cuando residan en villas, barrios de emergencia o asentamientos de la Ciudad.

* El Gobierno de la Ciudad deberá establecer un registro de solicitantes y un mecanismo de entrega de los equipos que respete la totalidad de las pautas sanitarias vigentes en materia de COVID-19.

* Para el caso en que la cantidad de solicitantes sea mayor a la de los dispositivos actualmente disponibles, el Ejecutivo porteño deberá presentar en el mismo plazo de cinco (5) días una propuesta de entrega prioritaria de los equipos existentes y un plan para atender la demanda insatisfecha.

El legislador porteño del Frente de Todos Santiago Roberto se refirió al fallo de Gallardo y propuso un modo de financiamiento para cumplir con la sentencia. “A raíz de la cuarentena y el cierre temporal de edificios públicos, el Gobierno porteño está ahorrando mucho dinero por los servicios de agua, luz y gas, que no se están usando. Por eso proponemos que esos fondos extra se destinen al pago de la provisión de internet para los chicos y chicas más vulnerables y así achicar la brecha digital, teniendo en cuenta que en este contexto no tener internet es no tener acceso a la educación”.