La tasa de positivos en Ciudad y GBA sigue un 50 por ciento por encima que hace una semana

El ritmo de crecimiento de la cantidad de contagios y la cifra de camas de terapia intensiva ocupadas se han vuelto los dos números clave para decidir cómo sigue la cuarentena y en qué momento se refuerza el aislamiento social obligatorio. La presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Rosa Reina, dio una señal en una entrevista publicada por Diario Z. “Hay que evitar que la ocupación llegue al 70%”. Quizás esa cifra sirva de guía para la toma de decisiones sobre endurecimiento o relajamiento del aislamiento social.     

El número de positivos de Ciudad fue de 720 en el último reporte. Eso implica un 50 por ciento más al promedio en que se habían ubicado la semana del 7 al 14 de este mes, cuando estaban por la zona de los 500. Esa era la cifra que el jefe porteño, Horacio Rodríguez  Larreta, consideraba todavía “aceptable” para mantener la situación bajo control.

En el Gran Buenos Aires, la evolución es muy similar. En el último reporte de Provincia los casos positivos ascendieron a 746, un 90 por ciento se concentran en el conurbano bonaeresne.

Hay un dato que no se ha modificado en el caso de Ciudad. En los reportes de la semana que finalizó el 14 de junio, la tasa de positividad promedio era del 44%. Esa cifra se mantiene en los mismos niveles en el último informe, los hisopados del día 21 de junio fueron 1602 para una cifra de 720 positivos. Esa tasa de positividad es otro de los indicadores que varios infectólogos miran con atención porque al tener más de 40% de positivos es muy probable que haya un subtesteo.  

Las cifras del gobierno porteño siguen mostrando además un aumento progresivo de la ocupación de camas por pacientes graves. Hace poco menos de una semana, en el reporte del martes 16 de junio, los pacientes graves de Covid 19 en Capital alcanzaban 147. En el último informe ese número ascendió a 172. Es decir que creció un 17 por ciento en cinco días. De mantenerse ese ritmo, se cumpliría en Ciudad, que tiene unas 400 camas, el pronóstico deslizado por funcionarios del otro lado de la General Paz sobre la provincia de Buenos Aires: que en tres semanas el sistema podría colapsar.