Tras la cumbre en Olivos, la cuarentena seguirá igual y por ahora no se vuelve a la fase 1

No hubo conferencia de prensa ni comunicado oficial. El presidente Alberto Fernández se reunió en la Quinta de Olivos con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar la evolución de la pandemia de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires y evaluar cómo seguir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, en esa zona. La incógnita era si del encuentro surgía la decisión de volver a la fase 1 de la cuarentena. Todos los trascendidos indican que el punto de acuerdo entre los participantes del cónclave fue no hacerlo por ahora y barajar otras opciones.

La reunión se realizó el mediodía de este lunes 22 de junio y se extendió por dos horas. Un dato particular del encuentro fue que no estuvieron presentes esta vez los ministros de Salud de ninguna de las administraciones.

Según informaron fuentes cercanas a los tres participantes de la reunión al diario La Nación, durante el encuentro se realizó “un repaso de lo que se había trabajado el viernes” entre el gobernador bonaerense y el jefe  porteño. Se “compartió la preocupación por la suba de los últimos días”y se acordó “seguir monitoreando los datos día a día” para tomar una decisión “hacia el fin de la semana”. También reiteraron que se “reforzará fuertemente el control de la movilidad”.

“Lo que quedamos en claro hoy en la reunión, que es confirmar un poco lo que hablamos con Horacio Rodriguez Larreta cuando vino acá a La Plata, es que si la tendencia sigue tal como esta hoy en aumento de casos unos días más, vamos a tener que ir a mayores restricciones rápidamente“, enfatizó el gobernador Kicillof. 

“Hay que reducir drásticamente la movilidad”, explicó Kicillof. “Lo que pasó en el medio es que las industrias esenciales, las alimentarias, las seguridad, se le fueron agregando, tanto en Provincia como en Ciudad, otros rubros y actividades. Tenemos que retomar algo mucho más estricto, la definición exacta la vamos a poner en los próximos días con la evaluación”.

Los pronósticos oficiales señalan que “todo va a empeorar, mucho y muy rápido” y descuentan que, ante ese escenario, llegarán “medidas más duras” en el área AMBA, que concentra a más del 90% de los casos de Covid-19 del país.

Esta mañana, Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, adelantó la posibilidad de volver a la fase 1 del aislamiento en el AMBA “para detener la circulación y organizarnos”.

En esa línea, Gollan apuntó que “hay consenso con la Ciudad de Buenos Aires para una restricción fuerte” ante el incremento de casos por la “mayor circulación de gente” en el área metropolitana y advirtió que “si se sigue con esta línea de progresión” de contagios, “en unos treinta días, según la evolución, podríamos tener una fuerte tensión del sistema de salud, que es lo que queremos evitar”, sostuvo en declaraciones a Radio Diez.

En declaraciones a FM LA Patriada, Andrés Larroque, otro de los miembros del gabinete bonaerense, a cargo de la cartera social, sostuvo que la posición de Kicillof es que, “en la medida de las posibilidades, se pueda volver a la fase inicial de la cuarentena no por tiempo indeterminado, sino por un período” que podría ser de “dos semanas” para “recuperar tiempo y ganar oxígeno para poder enfrentar de la mejor manera el crecimiento de los contagios”,