Los secretos de un buen guiso, y un par de recetas

Buenos, barato y saludables (más o menos, según la receta) los guisos y la cocina de olla son una fórmula infalible para incorporar verduras, legumbres y otros nutrientes en los fríos del invierno. Y que hasta los más chicos, en vez de gritar «chauchas, no», aplaudan cuando el olorcito inunda la casa. Una comida que mejora con los días y se puede frizar.

Consejos para un guiso de carne de rechupete

  • Todos los estofados llevan su tiempo, y es necesario tratarlos con paciencia para conseguir el resultado deseado.
  • Además de respetar los tiempos de cocción, la clave para conseguir un estofado a nuestro gusto, está también en la carne elegida. No hace falta que sea la más cara, pero sí que sea jugosa y sacarle la grasa.
  • Un buen guiso requiere de horas de cocción y fuego lento. Es preferible cocinarlo en una olla o cazuela tradicional. Si optamos por la olla a presión, hay que tener en cuenta que no todos los ingredientes tienen el mismo punto de cocción. Si hay poco tiempo, se puede preparar primero en la olla exprés darle el toque final en una tradicional.
  • Si la idea es hacer bastante como para congelar, lo mejor es retirar las papas y batatas, si las hubiera. Cuando lo saquemos del congelador se puede acompañar con un poco de arroz blanco.
  • Como la mayoría de los guisos, el plato mejora de un día para otro, por lo que tiene la ventaja de que se puede preaparar el día anterior.

Ingredientes para una ternerita estofada

  • 1,5 kg. de carne de ternera (bola de lomo, palomita)
  • 250 gr. zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 200 ml. vino blanco
  • Agua
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Tomillo
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Comenzamos limpiando la carne para eliminar restos de grasa y piel. La troceamos en dados de unos 2 o 3 cm, en dados más o menos iguales. Calentamos un chorrito de aceite de oliva en una olla grande y añadimos la carne. La doramos hasta que quede sellada por toda su superficie. Siempre removiendo y dándole vueltas para que se cocine por todos los lados.
  2. Agregamos las zanahorias cortadas en rodajas finas y la cebolla cortada en daditos. Incorporamos también los dientes de ajo y el tomillo. Continuamos sofriendo las verduras y la carne unos 15 minutos.
  3. Salpimentamos y añadimos el vino blanco. Dejamos que se cocine durante unos minutos para que el vino evapore su alcohol.
  4. Cubrimos con agua y tapamos la cazuela. Cocinamos a temperatura media durante 1 hora. Pasado este tiempo, destapamos la cazuela y seguimos la cocción 45 minutos más.
  5. Servimos la carne acompañada de unas papas fritas o al horno en dados, o con arroz blanco.

Tendremos un plato sencillo y súper sabroso, para disfrutar de su estupenda salsa.

Ingredientes para un guiso de chauchas vegetariano

  • 600 gramos de chauchas
  • 2 cebollas de verdeo picadas
  • 2 puerros picados
  • 250 gramos de tomates maduros sin semillas, pelados
  • 1 papa grande
  • 1 batata grande
  • 1 litro de caldo de verduras desgrasado
  • 1 ramito de hierbas aromáticas (perejil, laurel, romero)
  • 2 dientes de ajo machacados
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Cortar los extremos de la chauchas y quitarles el hilo. Lavarlas muy bien con agua fría y dejarlas escurrir
  2. Pelar y cortar la papa y la batata en dados medianos y lavarlas muy bien con agua fría. Picar los tomates a cuchillo y reservarlos
  3. Calentar el caldo de verduras en una cacerola y cuando rompa el hervor, incorporar las chauchas, la papa y la batata. Cocinar durante 10 minutos con la cacerola destapada
  4. Agregar las cebollas de verdeo, los puerros y los tomates. Perfurmar con el ramito de hierbas aromáticas y los dientes de ajo
  5. Bajar el fuego de la hornalla hasta que la preparación mantenga un hervor suave y sazonarla con sal y pimienta a gusto
  6. Completar la cocción durante 20 a 25 minutos más, revolviendo de vez en cuando para que se cocine parejo y no se pegue en el fondo de la cacerola
  7. Una vez listo, apagar el fuego y dejar reposar durante 5 minutos para concentrar el sabor