Hasta ahora se renovaron menos del 30 por ciento de los permisos de circulación

De los más de cinco millones de permisos de circulación que hay en el AMBA y que caducan a las cero horas de este miércoles 1 de julio, solo se renovaron 1.2 millones.

En principio podría ser la señal de un relativo éxito en la meta de reducir la circulación de personas por los próximos 16 días. Es uno de las herramientas para frenar el crecimiento de casos de Covid 19 en el manchón urbano que confirman la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Sin embargo, las autoridades remarcaron que para realizar estimaciones más precisas sobre si se logró la reducción “hay que esperar”.

«El promedio de 1.200.000 permisos tramitados nuevamente desde ayer hasta ahora es bastante inferior al que teníamos previamente, pero el número final va a estar cerrado mañana o el jueves, cuando ya empiece a regir la nueva modalidad establecida por el presidente», dijo la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcom, según informó la agencia Télam.

La funcionaria explicó que los permisos actuales de los trabajadores que cumplen tareas esenciales y que tengan residencia en el AMBA pierden vigencia esta noche a las 23.59, horario límite para habilitar el nuevo Certificado Únicos Habilitantes de Circulación (CUHC).

Lo mismo ocurre con los permisos de 24 horas que «van venciendo y hay que renovarlos con un tope de hasta dos por persona por semana», agregó Sánchez Malcom. Esos permisos son los que se tramitaban para asistir a familiares o para que los padres separados pudieran llevar a sus hijos de una casa a la otra.

Para realizar compras de medicamentos o realizar trámites de la obra social, «se requiere un certificado por 24 horas y se pueden completar datos de tarjeta SUBE para viajar en transporte público, por ejemplo, para asistir a un turno médico o hacer alguna compra puntual de medicamentos», agregó señaló Sánchez Malcom.

Los nuevos permisos se tramitan a través del sitio web www.argentina.gob.ar/circular y solicitan a los usuarios informar el número de patente del vehículo en el que se movilizarán durante la cuarentena y el de la tarjeta SUBE que utilizarán para el transporte público. Son datos que antes eran opcionales.

Por su parte, el ministro de Transporte nacional, Mario Meoni, destacó que el objetivo es  que “circulen entre 200 mil y 300 mil personas menos”. Y se mostró contrario a la idea de suspender la SUBE de quien no sea trabajador esencial. “No soy partidario del bloqueo. No se puede desbloquear de modo inmediato  y necesario que las personas puedan trasladarse  ante casos de urgencia”.