Más de 700.000 porteños viven bajo la línea de la pobreza

En el primer trimestre de este año la pobreza subió en la Ciudad de Buenos Aires. Se ubicó en 22,9 por ciento, mientras que en el último trimestre de 2019 estaba en 22,3.

Sin embargo, el número más preocupante es el crecimiento de la indigencia. Pasó de 6,5 por ciento al 7,8. Ese incremento de más de un punto significa que unas 25 mil personas pasaron a engrosar la cantidad de porteños y porteñas que no logran reunir ingresos para garantizar la ingesta diaria del mínimo de calorías para vivir.   

Medido por cantidad de personas, en el distrito más rico del país hay 703 mil habitantes por debajo de la línea de pobreza y dentro de ese universo 240 mil son indigentes. Esto sobre un total de 3.072.000 personas que la Dirección de Estadística contabiliza como ciudadanos porteños.

Los datos fueron publicados este jueves 2 de julio por la Dirección de Estadística y Censos del Gobierno de la Ciudad.

Hay dos sectores que en la medición son caracterizados como “situación vulnerable” y “sector medio frágil”. En conjunto suman más de 500 mil porteños y porteñas. Son familias cuyos ingresos están justo o levemente por encima de la canasta básica, que hoy se ubica alrededor de 43 mil pesos para una familia tipo, sin contar el alquiler.

Es decir que el 40 por ciento de los habitantes de la Ciudad, según la caracterización del propio gobierno local, está en una situación delicada para que sus ingresos le alcancen para vivir. Por supuesto que los matices dentro de este universo son grandes.

El 60 por ciento restante se divide en un 50 de “clase media plena” (familias con ingresos por encima de los 62 mil pesos) y 10 por ciento (unas 300 mil personas) de sectores “acomodados”, con un ingreso familiar por encima de los 120 mil pesos.