Violencia contra la mujer: la Línea 144 recibió 19.700 llamados desde marzo, un incremento del 48 por ciento

Desde el inicio de la cuarentena, se atendieron un total de 19.722 llamados a la Línea 144, un 48 por ciento más en relación al mismo período del año pasado. Los datos son de la Dirección General de la Mujer.

Entre el 20 de marzo (cuando se decretó el distanciamiento social obligatorio) hasta el 31 de marzo se recibieron 2.082 llamados, con un aumento del 36% (1.551); en abril se registraron 6.191 llamados con un crecimiento del 52,3% (4.065); en mayo fueron 5.668, un 42,5% más que en 2019 (3.976); y en junio 5.781, con un crecimiento interanual del 54%.

El objetivo de la línea es el asesoramiento y contención de cualquier mujer en situación de violencia por motivos de género que desee pedir ayuda.

A su vez, desde fines de abril se encuentra disponible una funcionalidad específica en Boti, el Whats App de la Ciudad -11-5050-0147-, que deriva con las operadoras del 144. Esta herramienta es especialmente útil para cuando una mujer se encuentra imposibilitada de hablar por teléfono. Desde que se incorporó se recibieron 1.502 contactos. Asimismo, se registraron 449 mensajes por acoso callejero.

La Dirección General de la Mujer cuenta con 35 trabajadoras especializadas, entre psicólogas, abogadas y trabajadoras sociales que trabajan de forma confidencial y remota, en 6 turnos superpuestos para garantizar la atención las 24 horas.

En casos de emergencia las operadoras del 144 derivan automáticamente el pedido a la línea de emergencias, que se dirigirá al lugar con una cuadrilla de género.

Tres de cada diez llamados, sin embargo, son realizados por personas cercanas a la mujer cuya integridad está en riesgo. En esos casos, las operadoras se encargan de guiarlas y asesorarlas de manera profesional para que puedan ayudar a la mujer en cuestión.

Nueva Chicago, un nuevo centro de contención

El refugio es para situaciones transitorias y tiene capacidad para 30 mujeres.

A través de un acuerdo con el Club Nueva Chicago el gobierno porteño inauguró un nuevo espacio. Brinda cuidado, asistencia, acompañamiento y resguardo transitorio de mujeres, con o sin hijos menores, víctimas de violencia de género.

El espacio tiene capacidad para 30 mujeres con espacios modulares y de resguardo; y una zona de aislamiento y vestuarios. Trabaja un equipo profesional interdisciplinario de asistencia (psicólogas, abogadas, trabajadoras sociales; esparcimiento y recreólogas; psiquiatras y médicas).