Quirós dijo que para aflojar las restricciones hay que llegar a un índice de contagiosidad debajo de 1″

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo esta mañana en una conferencia de prensa que el gobierno porteño “trabaja mucho en los protocolos” para cuando se reanuden las actividades deportivas, educativas, económicas y comerciales una vez que se levanten las restricciones por la pandemia de coronavirus. De todos modos, aseguró que eso “no define fechas”.

Para evaluar la curva de contagios faltan entre 5 y 7 días más.

“Queremos que todo el mundo tenga claridad y que sepa cómo debe hacer, que sea previsible lo que va a venir y, por eso, estamos trabajando en protocolos de todas las actividades, pero el protocolo no define fechas, eso se decidirá por la situación epidemiológica”, dijo Quirós. Insistió que para evaluar la curva de contagios “faltan entre 5 y 7 días más”.

Con respecto a lo que ocurrirá a partir del 17 de julio cuando se termine el período de aislamiento con mayores restricciones, el ministro afirmó: “Ya lo vamos a decidir, faltan 10 días, cuando estemos cerca y veamos que estamos bien, vamos a proponer algo, tenemos que tener el R (índice de contagiosidad) debajo de 1″.

Con respecto al comportamiento social en la primera semana de la nueva fase del aislamiento, con mayores restriccciones, el funcionario porteño dijo que “fue muy bueno” y destacó que en la Ciudad “descendió entre 25 y 33 por ciento la circulación pública” con relación a la etapa previa.

Comités de bioética para asignación de respiradores

Con respecto a una posible saturación de camas de terapia intensiva, Quirós señaló que “en el tema de la asignación de recursos estamos acompañando al Ministerio de Salud, que creó un comité de bioética sumamente respetable y vamos a acompañar lo que ellos propongan”.

“Estamos trabajando en otro componente, el de la ética del cuidado, sobre todo con los pacientes que están graves y muy graves, que es muy doloroso porque están muy aislados y no se pueden comunicar con la familia”, aseguró el titular del cartera sanitaria porteña.

En ese sentido, explicó que “tenemos un grupo de gente que se dedican al cuidado paliativo y tenemos un manual de cuidados para el paciente y las familias”.

Asimismo, insistió en que la Ciudad mantiene una “permanente comunicación” con la provincia de Buenos Aires y Nación porque “el AMBA es un conglomerado interdependiente, necesita una mirada estratégica y coordinada mas allá de las opiniones de los funcionarios”.

Qué pasa con las personas que viven en la calle

Respecto de las personas que no tienen vivienda y duermen en la calle, el ministro dijo que “trabajamos como en hospitales, geriátricos y como lo estamos haciendo en hoteles y paradores; están dentro del programa de testeo sistemático que esta semana comenzará con el personal de la Policía de la Ciudad“, concluyó.