Alberto Fernández: “Vamos a tratar de volver gradualmente a la vida habitual”

El presidente Alberto Fernández anunció que a partir de mañana, sábado 18 de julio, y en un proceso gradual, se “tratará de volver a la vida habitual, escalonadamente, en un mundo diferente que exige más cuidados”.

El mensaje fue brindado desde la Quinta de Olivos al anunciar la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio, en el marco de la pandemia de coronavirus. El presidente estaba acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que gobiernan distintas zonas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), epicentro de la pandemia en la Argentina.      

“Entre el 18 de julio y el 2 de agosto vamos a ir tratando de volver a la vida habitual, en este nuevo mundo diferente que nos exige cuidados diferentes. Será escalonadamente y lo van a  ir informado cada uno de los gobernadores”, precisó el Alberto F.  Y señaló que con que se continuará “cuidando a todos” y que “no se va a abandonar a nadie”. “Si hay que volver atrás o ajustar más (el aislamiento), lo vamos a hacer”, remarcó.

En su exposición, el mandatario puso el acento en señalar que, a la luz de los resultados, “no fue inútil el esfuerzo” realizado desde el 20 de marzo pasado. Y  enfatizó que “todo esto tuvo sentido”.

Entre los datos que el presidente brindó para acompañar sus dichos estuvo el índice de mortalidad cada 100 mil habitantes. Argentina tiene 4,96 cada 100 mil, mientras Ecuador, por ejemplo, contabiliza 10 veces más, con 49 cada 100 mil, y Perú y Chile rondan los 38 cada 100 mil. Por debajo de Argentina, en la región, sólo están Paraguay y Uruguay.   

El mandatario insistió en que “el país está muy lejos de poder decir que la situación está superada porque el riesgo está latente”. Destacó que “el problema no está solo focalizado en el AMBA. Si bien el 91% de los casos ocurren allí, el virus circula y el riesgo de contagio existe y se deben extremar los cuidados en todos lados”.

“Tenemos datos optimistas que nos permite pensar que este tiempo de aislamiento estricto en el AMBA ha servido. Ha sido útil, pero estamos muy lejos de superar el problema”, volvió a remarcar el presidente.