La Ciudad avanza en la flexibilización y habilita comercios en avenidas

La Ciudad de Buenos Aires completará el lunes la primera fase del plan de reaperturas de actividades por la pandemia, con la habilitación para volver a funcionar a comercios situados en avenidas con alta circulación, en tanto que no avanzará en la próxima etapa, que contemplaba la práctica de deportes individuales, debido al alto nivel de casos de coronavirus y para “consolidar” las flexibilizaciones ya implementadas.

“El nivel de casos sigue estando alto, con un promedio de 1.100 por día, una tasa de duplicación de 34 días y un R (índice de contagiosidad) estabilizado en 1.03.”

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño

Así lo confirmó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una conferencia de prensa en la que informó que “el nivel de casos sigue estando alto, con un promedio de 1.100 por día, una tasa de duplicación de 34 días y un R (índice de contagiosidad) estabilizado en 1.03 y eso nos da preocupación por supuesto, por eso tenemos que seguir trabajando”.

Con esos datos, el jefe de Gobierno porteño consideró que la Ciudad debe “consolidar y mantener” la primera de las seis etapas del plan de marcha anunciado hace dos semanas, el que contempló la reapertura de actividades para los comercios barriales no esenciales, como las peluquerías y los locales de venta de ropa y calzado, la ampliación de los días para la salida de niños y niñas en parques y plazas y la práctica deportiva al aire libre.
El lunes 3 de agosto se completarán las medidas previstas en la primera etapa del plan de reaperturas.

Y finalizará el lunes con la posibilidad de que vuelvan a abrir sus puertas los comercios que están en avenidas donde se registra alta circulación de personas, que permanecen cerrados desde el inicio de la cuarentena del 20 de marzo.

Esa medida no contempla a los locales que están en en entorno de los Centros de Trasbordo de los barrios de Liniers, Retiro y Constitución; así como tampoco los de la avenida Avellaneda en Flores y el centro de Once.

No obstante, el segundo paso del plan de reactivación, que debía arrancar el martes 4 de agosto, deberá esperar para su ejecución, con lo cual no avanzará la autorización a funcionar a las bibliotecas, aunque sin la permanencia de los concurrentes; el streaming de artes escénicas y la administración de los museos.

Tampoco se podrá realizar, por ahora, la práctica de deportes individuales al aire libre, amateur y federados, como el tenis y el golf; en tanto que el sector de la industria podría avanzar en, al menos, la puesta a punto de los protocolos necesarios para su vuelta.