Coronavirus: el gobierno porteño contrata 20 containers frigoríficos para los hospitales y la Chacarita

Por Demián Verduga

Las autoridades del gobierno porteño sostienen que la evolución de la pandemia de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires se encuentra en una “meseta alta”. Sin embargo, hay decisiones del Ejecutivo comandado por Horacio Rodríguez Larreta que no se condicen con ese mensaje. Y que son muy similares a las medidas que se tomaron en otras ciudades en las que se  desbordó el sistema salud. En el Boletín Oficial publicado este lunes 10 de agosto, el gobierno porteño presentó el pliego de las “especificaciones técnicas” para contratar 20 containers frigoríficos. Estarán destinados a ocho hospitales porteños y al Cementerio de la Chacarita.

“El presente pliego tiene por objeto delinear las especificaciones técnicas requeridas para el servicio de alquiler de containers refrigerados para hospitales y cementerios de la Ciudad de Buenos Aires”, dice el artículo 1 del llamado a licitación.  

Características que deben tener los containers frigoríficos para los hospitales porteños.

Como se dijo al inicio, el pedido es por 20 containers. Deben tener una refrigeración de hasta 25 grados bajo cero. Otras de las características es que tienen que ser de “12,19 metros de largo”, 2,70 de alto y 2,35 de ancho.  

En el pliego publicado se informa el destino de cada uno. Hay nueve que irán a hospitales de la Ciudad. La distribución es la  siguiente: 1 al Tornú; 2 al Muñiz; 1 al Penna; 1 al Santojanni; 1 al Piñeiro; 1 al Álvarez; 1 al Pirovano y 1 al Fernádez.

Distribución de los containers en los hospitales.

El hecho de que se contraten dos para el Muñiz muestra la relación directa con la expansión del Covid 19 y la saturación hospitalaria. El Muñiz se especializa en infectología y  tiene una mayor cantidad de internados.  

Los otros 11 containers serán destinados al Cementerio de la Chacarita, según indica el propio pliego de licitación.

De Nueva York a Madrid, pasando por Guayaquil, el sentido de los camiones o containers frigoríficos en los hospitales ha sido el mismo. El objetivo es preservar el cuerpo de las personas fallecidas hasta que lleguen los familiares y se puedan realizar los trámites para su posterior traslado. Los pacientes graves de Covid están internados en camas de terapia intensiva y sin contacto con sus seres queridos. Los decesos pueden producirse en cualquier momento del día. Y las instituciones sanitarias precisan liberar la cama de inmediato para otro paciente.

Los números actualizados de la evolución de la pandemia en la Ciudad están en línea con la situación descripta. En los datos que corresponden al 9 de agosto aparecen 300 camas de terapia intensiva ocupadas. Es decir el 66,6% sobre un total de 450. Es el récord de ocupación desde que la pandemia llegó a la Ciudad.

Esto, más allá de los cuestionamientos planteados por los trabajadores de la salud pública. Desde diversas instituciones señalaron que en realidad no hay 450 camas de terapia intensiva sino 270. Y que el resto son “respiradores” que se utilizan en otros espacios de un hospital para brindar asistencia a un paciente grave.