Falleció una enfermera del Durand: tenía 61 años y hacía horas extras por las que le pagaban 71 pesos

Por Demián verduga

Este mediodía falleció uno nuevo trabajador del Hospital Durand. Fue una enfermera de 61 años cuyo nombre se mantiene en reserva hasta ahora por respeto a los familiares. A pesar de formar parte del grupo de riesgo por la edad, la enfermera había decidido seguir trabajando para poder cobrar las horas extras. “Las necesitaba, entonces se recargo de trabajo”, le dijo a Diario Z  Héctor Ortiz, delegado del Durand.

Ortiz contó que la mujer fallecida se había infectado con Covid hace 30 días. “Empezó con síntomas leves”. Primero la internaron en la sala común y luego en terapia intensiva porque tuvieron que ponerle un respirador. “Estuvo 25 días peleando y no pudo”.

Al ser consultado sobre qué política podría impulsarse de modo urgente para acortar las posibilidades de que otros profesionales se enfermen, Ortiz puso el acento en el mismo punto que la mayoría de los trabajadores de la salud: “Necesitamos más personal”. “Para eso el gobierno tiene que pagar mejores sueldos, aunque sea reconociendo el título universitario de las enfermeros, con lo que ya tendríamos un aumento del 30 por ciento. Porque si no es muy difícil que personas con experiencia estén dispuestas a trabajar en el hospital público”.

La pandemia ha desnudado una gran cantidad de injusticias estructurales de la Ciudad de Buenos Aires. En las villas salió a  la luz el problema de la falta de agua y de luz. En los hospitales públicos, más allá de los problemas de infraestructura, desnudó el nivel de precarización de muchos de sus trabajadores.

Un enfermero, según Rodolfo Arraechea, Coordinador Nacional de Salud de ATE, gana alrededor de 36 mil pesos mensuales, sin antigüedad. Para poder incrementar los ingresos, hace horas extras. Ese agregado se maneja por módulos de 7 horas diarias. Ningún profesional puede sumar más de 140 al mes y por ese total se pagan 10 mil pesos. Es decir 71 pesos por hora.

“Excepto por los médicos, los sueldos del resto del personal de salud son los más bajos del Estado”, le dijo Arrechea a este medio. “Hay dos países: uno adentro del hospital y otro afuera”.

El fallecimiento de la enfermera se suma a otros dos que habían ocurrido en el Durand por Covid-19. Fueron el de Julio Gutiérrez y el de Grover Licona, que sucedió la semana pasada.