Quieren abrir “espacios digitales” en 634 escuelas porteñas desde el 31 de agosto

El gobierno porteño anunció su intención de abrir el próximo 31 de agosto los “espacios digitales” en escuelas públicas y privadas para unos 9.450 alumnos por turno. Están destinados a los estudiantes que quedaron desvinculados de sus colegios durante la pandemia, según confirmaron a Télam desde la cartera educativa de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo la ministra Soledad Acuña dijo que los turnos no serán sólo para los alumnos sin conectividad “sino para cualquier estudiante que lo solicite”.

El programa “Conectate en la escuela” será presentado para la aprobación del gobierno nacional durante una reunión entre los ministros de Ciudad, Soledad Acuña, y su par de Nación, Nicolás Trotta, según confirmaron los voceros del ministro.

Acuña va a pedir la aprobación del protocolo que permita el regreso a “aulas virtuales”, sin maestros en 634 escuelas de la Ciudad, 464 primarias y 170 secundarias.

El programa funcionará en escuelas públicas pero también en las privadas, “con previa autorización del Ministerio”. En principio, la medida abarca a 6.500 alumnos que perdieron contacto con sus escuelas desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio que comenzó el 30 de marzo. Según explicó en declaraciones radiales la Acuña, esos alumnos ya fueron identificados y desde hoy están siendo contactados para determinar las razones de su alejamiento.

“Comenzará con los chicos de mayor nivel de vulnerabilidad y, luego, con los que tuvieron problemas de conectividad.”

Sin embargo, en el protocolo que el ministerio porteño presenta hoy a Nación se detalla que el programa “Conectate en la escuela” tendrá capacidad para 9.450 alumnos por turno que podrían comenzar a asistir a los colegios a partir del 31 de agosto si es que Nación les da la aprobación.

De acuerdo con este protocolo, no podrá haber más una persona por cada 15 metros cuadrados, tendrán que concurrir con tapabocas y los alumnos podrán desarrollar las tareas que les encargaron sus maestros de manera virtual.

Cada espacio estará habilitado por cuatro horas al día, de 10 a 14 horas, y tendrá un representante del Ministerio de Educación, ya que “suponen una actividad autónoma de los estudiantes”.

El programa está “destinado a aquellos alumnos que tienen poca conectividad en sus casas, carecen de dispositivos o para todo aquel que encuentre en la escuela un ámbito más apropiado para el estudio que su hogar”.

En declaraciones a La Red, Acuña había dicho que se trata de una “primera etapa de muchas” que contempla el regreso paulatino a las aulas y que comenzará “con los chicos de mayor nivel de vulnerabilidad y, luego, con los chicos que tuvieron problemas de conectividad”.

“Así, tenemos armado un plan que esperemos poder acordar con el gobierno nacional”, dijo la funcionaria quien agregó que “es una cosa muy chiquita” que en nada se asemeja a “como era la escuela antes del 20 de marzo”.

Según detallaron desde el Ministerio de Educación porteño, los espacios digitales “son ambientes de la escuela (aulas, SUM o similar) que cuentan con el equipamiento y la conectividad necesarios para desarrollar actividades virtuales para la continuidad pedagógica, tales como encuentros sincrónicos, carga y descarga de archivos en diversos formatos (textos, videos, imágenes), búsqueda de información en Internet, realización de actividades y tareas en línea”.