Cruces entre Trotta y Acuña por el frustrado plan “Conectate en la escuela”

El debate por la frustración del Plan Conectate en la Escuela del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no ceja. Esta mañana el ministro de Educación, Nicolás Trotta, reiteró que el protocolo que presentó la ciudad de Buenos Aires no cumple el principal requisito, que es tener en cuenta la situación epidemiológica, y resaltó que es “el Estado el que debe ir hacia los chicos y no exponerlos al regreso a las aulas”.

“Yo soy el más interesado en que vuelvas las clases, pero tengo la responsabilidad de cuidar a nuestros hijos, hijas y a nuestros maestros.”

Ministro de educación de la nacion, Nicolas trotta

“Lo que está claro, y yo se lo dije ayer a la ministra (de Educación porteña, Soledad Acuña) y al Gobierno de la Ciudad, es que el Estado debe ir hacia los chicos y no exponer al regreso a las aulas a un sector que tenemos que cuidar. Hay puntos del protocolo que no fueron cumplidos”, explicó el funcionario nacional en diálogo con Radio con Vos.

Trotta sostuvo que “ni siquiera está determinado quiénes van a ser los estudiantes que se van a reflejar en esta política pública, y advirtió que “hay inconsistencias entre lo que se dice en los medios y lo que se presentó”.

“Nosotros acordamos hace dos meses los mecanismos para el regreso a las clases y fue aprobado por las 23 provincias y la Ciudad. Ese protocolo indica que en cada distrito tiene que haber muy bajo nivel de contagios, que no es la realidad que transita la ciudad de Buenos Aires, que ayer tuvo 1.500 casos“, precisó.

“Ellos ponen el foco en los 6.500 chicos de más vulnerabilidad, y es correcto, pero excede lo educativo y la conectividad. “Estamos en una pandemia y yo soy el más interesado en que vuelvas las clases, pero tengo la responsabilidad de cuidar a nuestros hijos, hijas y a nuestros maestros”, enfatizó el ministro.

El retruque de Acuña

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, defendió en una conferencia de prensa el plan Conectate en la Escuela que fue vetado por el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta; fue descartado por los gremios docentes y puso en un importante estado de conmoción a familias y docentes de numerosas escuelas.

Acuña destacó en primer lugar que “hace casi seis meses que el Presidente, junto al Jefe de Gobierno, vienen trabajando y poniéndose de acuerdo, no solamente en prevenir, asistir y poner en marcha la Ciudad, sino en dejar de lado la política partidaria, para hacer política por la gente y superar esta pandemia”.

“Ese protocolo es sobradamente más seguro que el que aprobamos en el Consejo Federal.”

ministra de educacion porteña soledad acuña

En esa línea, aseguró que “no nos vamos a resignar a que sea la educación el tema en que no nos pongamos de acuerdo” y agregó que “vamos a seguir trabajando para llegar a un acuerdo para que chicas y chicos de la Ciudad vuelvan a tener las escuelas como espacio de referencia, de cuidado, de seguridad, de trabajo y desarrollo”.

A su vez, señaló que “habíamos acordado con el ministro (Nicolás) Trotta la apertura de espacios digitales en las escuelas, y por eso el Jefe de Gobierno lo anunció en una conferencia de prensa”.

La ministra también aclaró que el protocolo Conectate en la Escuela “no es un protocolo de vuelta a clases”. “Nosotros sabemos perfectamente que no están dadas las condiciones para la vuelta a clases, pero los datos epidemiológicos de la Ciudad nos permiten avanzar en pequeños pasos progresivos para que la escuela vuelva a ser el lugar donde los chicos tengan oportunidades de aprendizaje”, dijo.

Los espacios digitales son ambientes de la escuela (aulas, SUM o similar) que cuentan con el equipamiento y la conectividad necesarios para desarrollar actividades virtuales para la continuidad pedagógica, tales como encuentros sincrónicos, carga y descarga de archivos en diversos formatos, búsqueda de información en Internet, realización de actividades y tareas en línea.

“Ese protocolo es sobradamente más seguro que el que aprobamos en el Consejo Federal”, afirmó Acuña. El mismo abarca a 634 escuelas (464 primarias y 170 secundarias), con un máximo de 15 chicos por cada escuela y con una capacidad máxima por turno de 9.510 alumnos.

“Aunque algunos siguen insistiendo de manera obstinada en que el problema es la conectividad, quienes tenemos hijos en las escuelas sabemos que es mucho más difícil que entregar una computadora. Sabemos lo difícil que es estudiar a distancia, lo difícil que es motivar a los chicos después de tanto tiempo, lo difícil que es aprender y ganar autonomía para tener estos espacios de aprendizaje a distancia”, dijo la ministra.