El gobierno porteño ocupó la Casa de los Olivera, donde funciona un centro cultural

El Gobierno de la Ciudad ocupó la casona del Parque Avellaneda para instalar oficinas. Desde hace más de dos décadas, la casona -que funciona como un centro de arte- y el parque son gestionados por una Mesa de Trabajo integrada por vecinos, organizaciones sociales y representantes del Gobierno. “Es un capítulo más en la búsqueda permanente de este gobierno para hacer negocios con lo público”, afirmó a El Grito del Sur Fabio Oliva, de la Mesa de Trabajo y Consenso (MTyC).
 
Según cuenta el Periódico Grito del Sur, con la cuarentena el bloque oficialista de la Junta Comunal 9 abandonó las reuniones de la Mesa. A la vez, los vecinos comenzaron que en la casona diariamente trabajaba personal del Gobierno porteño. En realidad, habían decidido que fuera sede de nuvas dependencias.
 
“Nos dimos cuenta que estaban cumpliendo horario ahí, esto nunca se había hablado”, explicó Olivera. Y añadió: “Y el último detonante fue cuando nos enteramos de que no habían dejado entrar al coordinador de cultura”,