El estudio clínico con el suero anti Covid ya se realiza en 10 centros de salud porteños


La única luz en el túnel de la pandemia de coronavirus no es la vacuna. Por supuesto que esa será la posibilidad de una salida casi definitiva y la vuelta a una vida relativamente parecida a la que existía antes de marzo de 2019. Sin embargo, la ciencia argentina viene trabajando en otro remedio que puede llegar antes y ayudar a reducir la cantidad de casos graves de Covid-19. Con esto bajaría la presión sobre el sistema de salud y la mortalidad. No sería la solución permanente al problema, pero puede ser un puente entre el momento actual y la vacuna.

Ese remedio es el denominado suero equino. Su potencial fabricante es el laboratorio Inmunova, que forma parte del grupo empresario que conduce Hugo Sigman y que también producirá en el país una parte de la vacuna de Oxford.

El suero equino (se llama así porque se procesa luego de haber sido inyectado a caballos)  se presentó en el mes de junio. Y a fines de julio la Anmat autorizó el inicio de los estudios clínicos, es decir, en humanos. En las pruebas de laboratorio demostró “una eficacia 50 veces superior al plasma de convaleciente para neutralizar el Covid”, explica Inmunova en su página Web.

“Se trata de una inmunoterapia basada en anticuerpos policlonales equinos. Se obtienen mediante la inyección de una proteína recombinante del SARS-CoV-2 en estos animales, inocua para ellos. Al recibirla generan una gran cantidad de anticuerpos neutralizantes. Luego de la extracción del plasma –proceso similar a la extracción de plasma de personas-estos anticuerpos se purifican y procesan, mediante biotecnología, para obtener fragmentos de los anticuerpos con alta pureza y buen perfil de seguridad”, explica el laboratorio.

Desde Inmunova le informaron a Diario Z que ya son 14 los centros de salud en los que se está realizando el estudio clínico. En el caso de la Ciudad hay 10. Entre ellos están el Sanatorio Güemes, el Hospital Pirovano, el Hospital Muñiz, la Fundación Favaloro, el Sanatorio Sagrado Corazón.

El estudio clínico consiste en aplicar el suero en 242 pacientes. Deben ser adultos y tener un cuadro con la enfermedad de moderado a severo. Tienen que estar dentro de los 10 días del inicio de los síntomas y hospitalizados. En el laboratorio señalaron que el estudio está avanzado en un 30%. Y remarcaron que aunque todavía falten alrededor de 180 pacientes, la velocidad del trabajo aumentará porque esperan incorporar otros 10 centros de salud en los próximos días.