Santilli: “Si la curva se dispara, volveremos para atrás con las aperturas”


En las últimas dos semanas, la Ciudad habilitó casi el 100 por ciento de los comercios, con excepción de los shoppings. También permitió el consumo gastronómico en las mesas en las veredas de algunos establecimientos. En ese marco, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, descartó la posibilidad de más aperturas. Dijo que hay que “consolidar las realizadas, tener cuidado y pedir a la gente que actúe con responsabilidad”.

Santilli además ponderó la decisión del Gobierno Nacional de decretar el aislamiento obligatorio a fines de marzo. “Fue una decisión valiente en el momento adecuado”.

“No hablaría de próximas aperturas sino de consolidar lo hecho, tener mucho cuidado, y pedirle a la gente que lo haga con mucha responsabilidad y después ver si podemos seguir avanzando”, dijo Santilli en declaraciones a la Radio Futurock. Respecto a esta posibilidad agregó que “ojalá” se pueda porque “la gente nos lo reclama y lo pide”.

Sobre la cantidad de casos en la Ciudad, el vicejefe reiteró lo que el gobierno porteño viene diciendo hace varias semanas. Sostuvo que la tendencia “es estable cuando uno mira seis semanas atrás y está clara”. De todos modos reconoció que “en los últimos cuatro días hubo una pequeña alza”.

“Según le consultamos Quirós hubo algunos casos con el sector privado donde había cargas unos días sí y otros no. Estamos analizando eso, pero, en principio, hay una cierta estabilidad”, aseguró el funcionario a la hora de intentar explicar los números que estuvieron cerca de los 1.500 nuevos casos diarios.

Santilli se tomó el trabajo de aclarar que, si es necesario, el Ejecutivo de la Ciudad “volverá atrás”. “Si vemos que la curva toma otra dimensión o vemos alguna posibilidad de saturación del sistema de salud, inmediatamente tomaremos otra decisión”. “Ya lo hemos hecho-remarcó-. Volvimos para atrás una fase”.

El vicejefe contó que tiene a sus tres hijos contagiados con Covid-19. “Te puedo asegurar que ellos no salieron (de la casa). El virus entró. Hay que tener mucho cuidado. Ellos están bien”, concluyó.