Cruces entre el Gobierno Nacional y Juntos por el Cambio por la coparticipación de la Ciudad

La solución presupuestaria a la crisis desatada por la protesta de la policía bonaerense reflotó un debate que se había iniciado en diciembre del año pasado, cuando el presidente Alberto Fernández asumió su mandato. El eje de la polémica fue y es el porcentaje de coparticipación federal que recibe la Ciudad de Buenos Aires.

En enero de 2016, el ex presidente Mauricio Macri decidió transferir la Superintendencia Metropolitana de la Policía Federal a la órbita porteña. Son esencialmente las comisarías de la Capital. La Constitución Nacional indica que las transferencias de funciones del gobierno federal a las provincias (o ciudad autónoma) deben acompañarse por el presupuesto de esas funciones. El punto de tensión no es este. Lo que argumentan en la Casa Rosada es que el incremento impulsado por Macri, de 1,4 puntos de coparticipación a 3,5, excedió por mucho el costo de la función transferida. Del otro lado, Juntos por el Cambio y el entorno de Horacio Rodríguez Larreta cuestionaron la medida anunciada por el presidente.          

Alberto Fernández informó la decisión ayer en la Quinta de Olivos. Afuera de la residencia presidencial había unos 200 policías y decenas de patrulleros. Esta acción fue repudiada por todas las fuerzas políticas por considerarla una “intimidación a la democracia”. El primer mandatario informó de qué modo proveería de mayores recursos a la provincia de Buenos Aires para que pueda ofrecer mejoras en la precaria situación salarial de la fuerza de seguridad. Le quitaría 1,18% de la coparticipación que recibe la Capital.    

Esta mañana, el jefe de Estado aseguró que no buscaba “intranquilizar ni jorobar a nadie” con la decisión de recuperar y destinar a la provincia un porcentaje de coparticipación adicional. “Le mandé un mensaje de texto a Horacio (Rodríguez Larreta), diciéndole que se quede tranquilo, que vamos a resolver este problema de otro modo”.

Según el presidente, esta quita del 1,18% de los fondos federales que recibe la Capital era “una medida tomada y muy hablada” con Larreta. “La postergamos porque llegó la pandemia y muchas discusiones se postergaron. Pero apareció la demanda en la provincia de Buenos Aires y tomamos la decisión que tomamos. Nadie se puede sorprender por esto”, señaló. 

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta informó al final de la jornada que recurriría a la Corte Suprema. Según afirmó el alcalde en una conferencia de prensa, “la Ciudad aporta mucho más de lo que recibe. Aporta el 22 por ciento del PBI y recibe 3,5 de coparticipación. De cada 100 pesos que aporta, recibe 15”.

“La Constitución es clarísima en ese sentido-afirmó el alcalde-. Estos fondos, cada peso, se invirtieron en construir una policía cercana a la gente, profesional, capacitada con mejor equipamiento. Para nosotros es un orgullo”.

Entre otros referentes de Cambiemos que cuestionaron la medida públicamente estuvo el jefe del bloque Vamos Juntos en la Legislatura de la Ciudad, Agustín Forchieri. “Las decisiones unilaterales se alejan del diálogo y la centralidad política y pretenden crear una nueva grieta, ciudad-provincia. El presidente acaba de renunciar al objetivo de unir a los argentinos”, dijo Forchieri.   

Desde el Frente de Todos fue el legislador Matías Borraetaveña quien se refirió al tema. “La Ciudad es la jurisdicción que más recauda y más presupuesto por habitante tiene. Es la que más se beneficio con transferencias del Gobierno Nacional durante los cuatro años en que fue presidente Macri”.