Los enfermeros del Detectar son monotributistas, ganan $35 mil y no cobran desde el mes de julio

El martes pasado el jefe de Gobierno porteño sostuvo que en la nueva fase de administración de la pandemia de Covid-19 en la Ciudad los testeos serían la calve.  “Estamos convencidos de que nuestra política de detección, testeo temprano, y aislamiento, es el camino en la lucha contra el virus”, aseguró Horacio Rodríguez Larreta.

La definición la había realizado durante una conferencia de prensa que había  brindada en la Escuela 9 del barrio de Flores. En ese lugar funciona uno de los 30 operativos Detectar que están distribuidos por toda la Ciudad y que mayormente  están instalados en instituciones educativas.

El punto es que los enfermeros que trabajan en este plan que el Gobierno de la Ciudad considera central ganan 35 mil pesos por mes. Está por debajo de la canasta básica. Además todavía no cobraron sus salarios de julio. “Venimos trabajando hace dos meses y nueve días. Nos pidieron varios papeles para poder recibir el pago. Hubo compañeros que pagaron aparte para poder realizar esos trámites. Esperamos, pero todavía no nos depositan. Se justifican con que hay problemas en el sistema, pero las condiciones siguen igual”, remarcaron en un comunicado emitido el miércoles 9 de septiembre los trabajadores de la asamblea del Cesac (centro de salud) 9 de La Boca. Ese día en varios de los centros Detectar se realizó un cese de tareas a modo de protesta.

“Llevo dos meses trabajando. Ahora estoy cursando el tercero y aún no cobre ningún salario”

Juan Carlos Rojas. Enfermero del Detectar de Chacarita.

Juan Carlos Rojas es enfermero del Detectar del barrio de Chacarita, ubicado en el colegio José de San Martín. “Llevo dos meses trabajando. Estoy cursando el tercero y aún no cobre ningún salario”, le explicó Rojas a Diario Z. “Ya estamos pasando necesidades por no cobrar”, agregó.

Desde que comenzó la pandemia el gobierno porteño contrató 4000 nuevos agentes para reforzar el área de salud. La mayoría son enfermeros. Una parte de este personal fue destinado a cubrir a los agentes que por razones de edad o enfermedades prexistentes pertenecían al grupo de riesgo y salieron de licencia por la pandemia. Otra fue designada al Detectar. Los nuevos contratos se incorporaron como monotributistas.

“Trabajamos de lunes a viernes y en turnos de seis horas, de 9 al 15- remarcó Rojas-. Para cobrar tenemos que entregar factura y por lo tanto pagar el monotributo. Y nuestro sueldo es de 35 mil pesos mensuales”.  

Respecto de la tarea que realizan, el enfermero destacó que “hay dos modalidades”. “Una es la gente que se acerca por iniciativa personal. Lo hacen por haber tenido síntomas o haber sido contacto estrecho de un positivo. El otro método es seguir los contactos estrechos en las casas de los confirmados”.