La ministra Acuña aseguró que acordaron “tres puntos” con Nación para volver a clases en la escuela

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró hoy que acordaron “tres puntos” con su par de Nación, Nicolás Trotta, respecto del protocolo que presentaron para el regreso a la escolaridad presencial de 6.500 alumnos. Tras revisar observaciones, dijo que buscarán “indicadores epidemiológicos” para volver a las aulas con otros grupos antes de fin de año. Las declaraciones se contraponen a las de Trotta, que dijo que si bien seguían negociando todavía no había acuerdos.

“Nos fuimos muy contentos de una reunión que tuvimos ayer porque llegamos a un acuerdo en tres puntos y vamos a buscar consenso”, afirmó Acuña en diálogo con Radio La Red respecto de la reunión que mantuvieron con Nación por el protocolo presentado para el regreso a clases.

Uno de los puntos acordados, según aseguró la ministra, es que “la prioridad son los 6.500 chicos que no pudieron continuar con su escolaridad y abandonaron la escuela” desde la suspensión de las clases presenciales, a mediados de marzo pasado, dispuesta tras la llegada del coronavirus al país. “Hay que ir a buscarlos y darles contención y quedamos en que vamos a trabajar para llegar a encontrar un espacio escolar”, dijo.

Luego, la ministra contó que desde la cartera educativa nacional les realizaron “correcciones desde el ámbito sanitario” y sugirieron que realicen las clases “en patios de las escuelas”.

“Vamos a tomar esas modificaciones para trabajar cuanto antes en los patios de escuelas, mientras trabajan los equipos de Salud de Ciudad con Nación”

En tercer lugar, acordaron en que “es importante y necesario volver a estar en presencia en las escuelas”. Según Acuña, coincidieron en que los equipos de Salud otorgarán indicadores epidemiológicos o variables sanitarias a la Ciudad de Buenos Aires “para avanzar con el regreso a las aulas con otros grupos”.

“Nos informarán sobre la tasa de ocupación en el transporte público u otros indicadores, que definirán los equipos de (los ministros Fernán Quirós y Gines González García) para establecer cuáles son esos indicadores y avanzar por otros grupos y el resto de alumnos, antes de fin de año“, afirmó Acuña.

Los chicos no aguantan más, tienen trastornos de sueño. El aislamiento, la falta de ordenamiento y sistematicidad que da la rutina, con compañeros y un adulto que ordena afecta la maduración.

Por otro lado, la funcionaria porteña aseguró que desde la cartera educativa de Nación les dijeron que la propuesta de vuelta a clases presentada “era innovadora” porque las jurisdicciones que habían avanzado con protocolos, lo habían hecho pensando en el regreso de todos los alumnos y alumnas a las aulas.

En este sentido, Acuña consignó que, sobre esas propuestas, las autoridades nacionales señalaron -en el marco del encuentro de ayer- que “no es momento para eso porque hay que ser rigurosos”.

“Todos los especialistas lo dicen, no lo digo yo nada más. Los chicos no aguantan más, tienen trastornos de sueño, les afecta la maduración y los procesos, por culpa del aislamiento, por la falta de ordenamiento y sistematicidad que da la rutina, con compañeros y un adulto que ordena”, planteó Acuña.

En este punto, insistió con que “hay que ser creativos para volver de a poco y darles certidumbre”.