Teijeiro, infectólogo del Pirovano: “Están bajando los casos de Covid en la Ciudad, pero si la gente se descuida habrá un rebrote”

Por Demián Verduga.

En los últimos dos días el reporte diario de la Ciudad de Buenos Aires sobre la evolución de la pandemia de Covid-19 mostró una tendencia descendente. La cantidad de positivos bajó en promedio a la mitad.  El informe publicado este martes 22 de septiembre, que muestra las cifras del día anterior, dio 692 positivos. Y el previo había arrojado 730. Este número se da sobre un total de más de 3.000 testeos realizados. Es decir que el índice de positividad también tuvo una fuerte reducción. Bajó de un promedio del 50 por ciento a poco más del 30.  

¿Esto quiere decir que el famoso pico de casos ya ocurrió? ¿Puede haber un rebrote que vuelva a llevar el índice de positivos a un promedio de 1.300 por día? ¿Ya está inmunizada la mayoría de la Ciudad?

Estas y otras incógnitas fueron consultadas al intectólogo Ricardo Teijeiro por Diario Z. Teijeiro es médico del Hospital Pirovano. Es investigador principal del equipo que estudia el suero equino contra el Covid en ese hospital. Es miembro y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (Saadi).

“Lo que ocurrió estos días es que hay una caída más pronunciada-dijo-. La baja de casos en la Ciudad y toda el AMBA se viene produciendo hace tres semanas. Esto no quiere decir que no pueda haber una nueva suba. Porque son cosas muy difíciles de evitar. Si la gente se entusiasma y empieza a hacer reuniones, los positivos se van a volver a disparar. La expansión del virus depende del comportamiento social. La ventaja que tenemos ahora es que un salto sería a 1000 casos por día y no a 2.000”.

“La personas se van a movilizar para Navidad. Es urgente pensar en políticas para prevenir brotes en lugares donde el sistema sanitario no puede responder.”

Ricardo Teijeiro, infectólgo del Hospital Pirovano.

En algunas ciudades de Europa hubo picos muy fuertes y luego descensos. Las proyecciones que se hicieron en esos lugares eran que se había contagiado cerca del  30% de la población. Al ser consultado sobre si esto ocurrió en Buenos Aires, Teijeiro destacó: “No tenemos un impacto tan grande todavía. Hay grandes lagunas de población que son susceptibles al virus. Así que podemos tener un rebrote”.

Para el infectólogo, la atención debe ponerse de modo urgente en las fiestas de fin de año. “La gente se va a movilizar para Navidad y año nuevo. Es urgente que vayamos pensando que políticas se pueden impulsar para prevenir brotes en lugares donde el sistema sanitario no puede responder. Si van 500 mil personas a la costa, qué hospital puede contener un brote del 1% de esa cantidad de población”.

“Si la gente se entusiasma y empieza a hacer reuniones, los positivos se van a volver a disparar.”

Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano.

El suero equino, desarrollado por el laboratorio Inmunova, está en fase de ensayo clínico. Es decir que se prueba en pacientes de varias instituciones públicas y privadas. Teijeiro, como se dijo, es el jefe de investigación de este tratamiento en el Hospital Pirovano.

Al ser consultado por la posibilidad de que el suero permita esperar la vacuna con mayor control de la enfermedad, el médico remarcó: “En nuestro hospital tenemos en estudio 14 pacientes. No podemos adelantar los resultados hasta que esté toda la investigación”.

El suero tiene que aplicarse en un período de inicio de la enfermedad-agregó-. Y obviamente que puede ayudar a la espera de la vacuna. Si sirve a que bajen los pacientes que necesitan pasar a terapia intensiva habrá hecho un gran aporte”.