D’Alessandro pidió el uso de las pistolas eléctricas Taser luego de la muerte del inspector de la Federal

La muerte del inspector de la Policía Federal Juan Roldán habilitó un nuevo debate sobre la incorporación de las pistolas eléctricas Taser, que producen una descarga eléctrica que puede ser letal.

Roldán fue asesinado de cuatro puñaladas el lunes pasado en el barrio porteño de Palermo, a pocos metros del Malba. El perpetrador del crimen fue un hombre en aparente situación de calle y que parecía tener alteraciones mentales. Este hombre terminó baleado, detenido, y falleció en la mañana de este martes.

En este marco, el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, cuestionó la “falta de herramientas que disponen las fuerzas” y volvió a pedir por la autorización de las pistolas Taser. “Todos los policías que acudieron al lugar actuaron de forma profesional, cuidando a los terceros y disparando al piso para amedrentarlo. Si le hubiera disparado al cuerpo en forma directa,hoy Roldán estaría preso”.

D’Alessandro agregó que “la muerte” del inspector “debe interpelar respecto a qué herramientas se le da a la policía para actuar ante ciertas situaciones”.

“Todavía seguimos discutiendo si la pistola Taser es una herramienta válida o no. O si nos hace recordar a la peor época de nuestro país-agregó el funcionario-. Ninguno de los policías empezó a disparar en el momento. Por eso tenemos que darle las herramientas necesarias. Los policías tienen su físico o su arma. No tienen nada intermedio para actuar ante esta situación”.

El debate sobre el uso de estas armas es de larga data. Durante el gobierno de Mauricio Macri, la entonces ministra de seguridad Patricia Bullrich dejó compradas 100 de estas pistolas. El destino era para los agentes que patrullan las estaciones de tren.

El gobierno del Frente de Todos descartó su utilización desde el inicio de su gestión. La encargada del área a nivel nacional, Sabina Frederic, dijo en su momento que “hay que generar un nuevo protocolo” para su utilización. Y remarcó que sólo sería para fuerzas de operaciones especiales y no las que custodian al vía pública.