La pobreza alcanzó el 40,9% a nivel nacional y afecta a más de 500 mil porteños

La pobreza alcanzó al 40,9% de la población en el primer semestre del 2020. Es la cifra más alta de los últimos años. Implica un crecimiento del 5 por ciento respecto del último indicador que medía la situación social del segundo semestre del 2019, en el que alcanzó al 35,5 por ciento. Este último sondeo contiene los primeros cuatro meses de la pandemia y sus efectos en la situación económica y social.

Dentro de ese universo de pobres está incluido un 10%, unas cuatro millones de personas, que son indigentes. Es decir que sus ingresos no alcanzan para cubrir la canasta alimentaria básica que garantice la ingesta de calorías mínimas.

El universo de personas “no pobres” alcanza al 59,1% de la población.

A la hora de mirar por distritos, la Ciudad de Buenos Aires, la que más recursos tiene, alcanza un 17,3 por ciento de pobres y un 3,7 de indigentes. Son más de 500.000 porteños a los que sus ingresos no les suficientes para no quedar por debajo del umbral de la canasta básica.

Si bien es cierto que está lejos del promedio nacional, la cifra implica un crecimiento respecto de la última medición. En el segundo semestre del año pasado, según el informe del Indec, la Capital tenía 13,5% de personas que no alcanzaban a cubrir la canasta básica. La magnitud del incremento está en línea con la subida nacional.

 El trabajo del Indec señala que el “relevamiento de campo” de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), durante el segundo trimestre de 2020, “se realizó en el contexto del decreto que establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio, debido a la pandemia de la COVID-19”.

“Con el objetivo de no interrumpir el operativo continuo. Y seguir brindando gran parte de la información habitual, se siguieron las recomendaciones internacionales aplicadas por todos los países de la región. Consistieron en pasar de una modalidad presencial a la modalidad telefónica para contactar y realizar la entrevista a los hogares”.