La ministra Acuña pidió que los chicos “no vayan a las escuelas” y esperen a que los docentes les avisen

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró que el gobierno porteño tiene en estudio adelantar el inicio de las clases en 2021. Acuña descartó extender el actual. “Estamos previendo que el calendario escolar termine en la fecha que estaba previsto. Sí estamos pensando adelantar el inicio del año que viene, unos días antes, un mes antes, pero estamos definiéndolo”, afirmó Acuña en conferencia de prensa.

“No vayan mañana a sus escuelas. Van a ser los docentes quienes les comuniquen a las familia en qué turno, horario tienen que entrar.”

La funcionaria ratificó que las clases este año concluirán el 16 de diciembre, y que habrá una instancia de evaluación y calificación. “A fin de año va a haber una instancia evaluativa con calificación, que va a determinar si los chicos tienen que ir una instancia de recuperación de contenidos en caso de que no hayan aprendido todo lo que se prevé que aprendan en su ciclo y su nivel”, explicó.

Es importante aclarar a todas las familias: no vayan mañana a las puertas de sus escuelas. Van a ser los docentes o las escuelas quienes se van a comunicar con cada familia para decirles en qué turno, horario tienen que entrar y con qué grupo de chicos y chicas les toca”, remarcó Acuña.

El gobierno quiere evitar que “haya amontonamiento de gente o colas en la puerta de las escuelas”. “Mañana empezamos con algunas de gestión estatal, los chicos ya saben quiénes son y a qué escuela tienen que ir. Esperamos ir comunicando en breve al resto”, dijo Acuña.

“Pero es importante esto: no vayan a la escuela hasta que sus docentes se comuniquen para decirles en qué hora, momento, día y turno tienen que entrar”, agregó.

Habrá una instancia evaluativa con calificación y los chicos que deban recuperar contenidos tendrán una cursada, posiblemente en enero.

.

El Gobierno porteño informó que este martes iniciará un plan gradual de “actividades de acompañamiento educativo” en los patios de las escuelas para los alumnos de la Ciudad que cursen el último año de la primaria y de la secundaria, tras la decisión del Consejo Federal de Educación para un regreso gradual a las clases.

Según indicaron fuentes porteñas, la medida se implementará en tres etapas para los alumnos de las escuelas públicas que estén en séptimo grado, quinto año del nivel medio y sexto de las técnicas de la Ciudad de Buenos Aires, aunque su participación no será obligatoria.

Contempla “actividades educativas” que buscarán “favorecer el encuentro, socialización y aprendizaje comunitario, considerando la presencialidad como un instrumento indispensable para fortalecer y favorecer el cierre de las trayectorias escolares de manera adecuada”, indicaron desde el Ministerio de Educación porteño. Y aclararon que “no es una vuelta a clases”.

En la Ciudad no hay clases presenciales desde mediados de marzo pero la actividad escolar se continuó a través de soportes informáticos a expensas de los alumnos y de los docentes, sin que el gobierno proveyera ningún tipo de asistencia a quienes carecen de conectividad o los instrumentos adecuados.

Los encuentros serán en los patios de los establecimientos escolares a fin de cumplir con los protocolos necesarios para garantizar un distanciamiento físico para evitar posibles contagios de coronavirus.

En una primera etapa, el plan contempla a estudiantes de quinto y sexto año de escuelas técnicas, luego avanzará con los alumnos de quinto año de las de los establecimientos de educación media -también públicos- y por último se convocarán a los de séptimo grado.

El esquema contempla grupos de hasta diez personas. Esto dependerá de los espacios disponibles al aire libre en cada edificio escolar, en tanto que será “cada escuela la determinará la frecuencia y la duración de las actividades”.

En ese marco, trascendió que “cada grupo podrá asistir entre dos a cuatro veces por semana” mientras que entre las alternativas estarán que haya turno que irán de una a cuatro horas “previendo media hora entre turno y turno para limpieza y desinfección”.

Además, el Ministerio de Educación adelantó que invitará a “las escuelas de gestión privada a que avancen con lo propio, para los mismos grados y años”, previa autorización del Ministerio de Educación de la Ciudad.

Acuña informó que se mantendrán las actividades en los polideportivos para el grupo de 6.500 chicos con menos contacto con sus escuelas.